domingo, 8 de marzo de 2015

CONTRA LA FUERZA DEL VIENTO

               “Contra la fuerza del viento” de Victoria Álvarez

Tras “Tu nombre después de la lluvia”, la fantástica primera entrega con la que Victoria Álvarez nos dio a conocer al peculiar equipo que formaba la redacción del periódico Dreaming Spires, dedicado a la investigación de casos paranormales y sobrenaturales, la autora vuelve a presentarnos una magnífica historia, tan bien narrada como argumentada, protagonizada por los singulares personajes que conocimos en la novela anterior.

En esta ocasión, volvemos a encontrarnos con el profesor Alexander Quills, su sobrina Veronica, y sus amigos, el joven y romántico escritor Oliver Saunders y el libertino, divertido y aventurero Lionel Lennox.

Han pasado dos años desde la última aventura que todo el equipo vivió en Irlanda, y que, como lectores, disfrutamos a través de las páginas de “Tu nombre después de la lluvia”.  Estamos en 1902 y nuestros protagonistas se encuentran en Oxford, todos continúan con sus vidas : Alexander con sus clases en la universidad,  Oliver se ha convertido en un escritor de éxito y vive feliz y completamente enamorado de Ailish, la joven que conoció en la anterior novela, y nuestro incorregible Lionel ocupa un puesto importante como ayudante del conservador del museo de la ciudad.

Sin embargo, la paz, la tranquilidad y la armonía en la que todos viven, se verá trastocada por una visita de lo más inesperada que les propondrá una nueva investigación, una nueva aventura que les resultará tan tentadora y tan emocionante, que no serán capaces de negarse a colaborar con la enigmática y misteriosa señorita Stirling, que vuelve a aparecer en escena, cobrando su personaje en esta ocasión, mucho más protagonismo que en la primera parte.

La historia que Margaret Striling les presenta, les llevará hasta la mágica, misteriosa y lejana Nueva Orleans. Allí, un barco, el Perséfone, naufragado en plena guerra civil americana en el año 1862, parece que ha vuelto a cobrar vida, al igual que los tripulantes que perecieron en él. Son muchos en esa zona del Mississippi los que afirman que ven a los tripulantes vagar por las noches por el río, y hace muy poco, alguien o algo que no parecía humano, acaba de terminar con la vida de uno de los jóvenes de la localidad, que se atrevió a bucear cerca del pecio para intentar hacerse con alguno de los restos de valor que podrían haberse hundido con él.

¿Es realmente el Perséfone un barco fantasma? ¿Han vuelto sus tripulantes cuarenta años después a buscar venganza?¿Qué ocurrió realmente la noche en que se hundió el barco?¿Existe alguna relación entre el hundimiento del barco y el incendio que aquella misma noche acabó con la plantación y la hacienda más importante de la zona en la que vivía Viola Vandeleur, una mujer sobre la que tendrán mucho que investigar…?

Y así, ilusionados con esta nueva investigación y ante la promesa de poder abrir en Nueva York una sucursal del Dreaming Spires si todo se resuelve con éxito, nuestros ya queridos amigos, acompañados en esta ocasión también por Veronica, ponen rumbo al nuevo continente con la esperanza de poder resolver el misterio que rodea el naufragio del Perséfone y descubrir si realmente un barco fantasma es el que está aterrorizando a las gentes del lugar.

Al igual que en la primera novela de la serie Dreaming Spires, he disfrutado enormemente con la historia que Victoria Álvarez nos relata nuevamente de manera magistral.

En primer lugar, tengo que mencionar que la ambientación elegida en esta ocasión para desarrollar la trama de la novela, Nueva Orleans, ha sido más que un acierto. Nueva Orleans es tierra de leyendas, de magia, de vudú, de vampiros, de fantasmas…todos sabemos las mil y una historias que circulan sobre casos paranormales en este lugar, por lo que poder vivir una aventura en los primeros años del siglo XX en un lugar tan propicio para este tipo de historias, ha sido una auténtica delicia. El lector es capaz de sentirse en tierras del Mississippi desde que llega al continente americano, y la forma en la que la autora describe la época, con sus costumbres, tradiciones, ropas, modas, edificios… hace también que nos sintamos envueltos, nada más comenzar la novela, por los aires propios de principios del siglo pasado.

En cuanto a los personajes, si en la anterior novela el profesor Alexander Quills era quien llevaba el mayor peso de la historia, esta vez, son el joven Lionel Lennox y la señorita Stirling los que protagonizarán la mayor parte de la trama. Conoceremos más en profundidad la historia de esta enigmática mujer, una historia y un pasado que sorprenderán al lector y también descubriremos el lado más humano del incorregible Lionel, que no podrá evitar enamorarse perdidamente de ella, por la que tanto odio y atracción siente al mismo tiempo. Una historia de amor entre ambos, cuya chispa ya se había encendido mucho tiempo atrás, una chispa que dará paso a un amor apasionado que la pluma de Victoria Álvarez logra describir con tanto erotismo como elegancia, haciendo que se nos erice el vello de la piel…En los párrafos en los que Lionel y Stirling se miran, se besan, se tocan, se pelean… notamos que las chispas que saltan entre ellos consiguen salpicarnos a nosotros, prácticamente, con la misma intensidad.

El resto de personajes, al igual que en su primera novela, están realmente bien trabajados y perfilados. Como único “pero” en este aspecto, mencionar que el personaje de Veronica que tanto prometía en la primera novela, me ha decepcionado bastante, al no tener la fuerza que esperaba de ella. Creo que el personaje queda mermado ante el carisma que Stirling tiene, logrando acaparar alrededor de ella, toda nuestra atención e incluso admiración como mujer, relegando a un segundo plano la figura de Veronica, cuyo papel en la historia no es en ningún momento todo lo trascendental que cabría esperar.

En cuanto al argumento y temática de la novela, vuelvo a insistir en lo apasionante y emocionante que resulta toda la historia. Tanto la trama relacionada con la investigación alrededor del barco naufragado y de la plantación de la familia Vandeleur, que también tuvo un trágico final, como las subtramas que la autora crea en torno a las vidas personales de algunos de nuestros protagonistas ( especialmente alrededor de Oliver y de Stirling), todas resultan igual de interesantes y consiguen que el lector disfrute leyendo una novela realmente original en estos tiempos, una novela exquisitamente narrada con grandes guiños a la literatura inglesa gótica propia del siglo XIX.

Aventuras, amor, misterio, crímenes, vudú, un barco fantasma, un incendio que acabó con una de las plantaciones más ricas de Nueva Orleans… fantasía y realidad se entrelazan con maestría en esta impecable novela protagonizada por un fantástico elenco de personajes con los que viajamos, gracias a la excelente ambientación creada por la autora, a tierras sureñas bañadas por el Mississippi a principios del siglo XX. Una maravillosa historia, cuidadosamente hilvanada, cuyo final, lleno de giros inesperados, hace que el lector se quede suspirando por la pronta llegada de una tercera entrega que pueda aclarar el futuro realmente incierto de algunos de nuestros queridos protagonistas.


domingo, 22 de febrero de 2015

LA HIPÓTESIS DEL MAL

                             “La hipótesis del mal” de Donato Carrisi

Todavía recuerdo cuánto me impactó la novela Lobosde este mismo autor, allá por el año 2011… Así que como comprenderéis, nada más ver entre las novedades de Planeta que Donato Carrisi había publicado una nueva novela, no pude resistirme a ella, y estaba ansiosa por hincarle el diente lo antes posible…

Mayor fue mi sorpresa cuando descubrí que la protagonista de esta nueva historia, era la inspectora Mila Vasquez, a la que ya habíamos conocido en Lobos, pero no os preocupéis si no habéis leído la anterior obra, pues aunque hay algunos detalles de la vida privada de Mila que sí que se podrían entender mejor leyendo la primera parte, son detalles insignificantes en la novela, por lo que podréis disfrutarla igualmente (aunque os recomiendo que la leáis por lo buena que es, al igual que ésta). Y tengo que añadir aquí, que yo, a pesar de haberla leído, como ha pasado tanto tiempo, hay muchos detalles que apenas recuerdo, pero igualmente he disfrutado muchísimo esta lectura.

En “La hipótesis del mal” nos encontramos a la inspectora Vasquez trabajando en el Limbo, el departamento de policía más ignorado, e incluso despreciado por todo el cuerpo, ya que, “simplemente”, se encarga de los desaparecidos : una oficina llena de fotos de hombres, mujeres y niños, que un día, de la manera más inesperada, desaparecieron del mapa sin dejar rastro, algunos con algún motivo aparente que podría entenderse, otros sin la más mínima razón que pudiera hacerles querer desaparecer o hacer que alguien los hubiera hecho desaparecer con malas intenciones…

Sin embargo, un día, toda la familia de un rico empresario farmacéutico es víctima de un brutal asesinato, sólo el niño más pequeño queda con vida, pero con el castigo de tener que vivir con el recuerdo de haber visto cómo un desalmado se deshacía de todos sus seres queridos. Mila se sorprende cuando su superior la avisa de que es requerida su presencia en la escena del crimen…Mila no entiende por qué la llaman, hace mucho que procura mantenerse lo más alejada posible de escenas del crimen… Así que, cuando descubre que las pruebas y pistas dejadas por el asesino corresponden a uno de sus “desaparecidos” del que nadie sabía nada desde hace muchísimos años, no puede sentirse más sorprendida…O sí….

¿Qué es lo que podrá dejar a Mila todavía más perpleja? Pues saber que este “desaparecido” asesino no es el único caso, sino saber que de repente, atroces asesinatos están siendo cometidos  inexplicablemente por muchas de las personas de las fotos que cuelgan en su oficina….

¿Qué ha ocurrido para que todos estén volviendo a la vez?¿Qué les ha hecho volver, y lo que es más, volver para matar?¿Qué relación les une con sus víctimas?¿Qué es lo que une a todos los “desaparecidos”?

Si os gustan las novelas adictivas, de ritmo vertiginoso de principio a fin, que os hagan sentir un poquito miedo y lleguen incluso a erizaros el vello de la piel en determinados momentos, entonces ya estáis tardando en haceros con un ejemplar de “La hipótesis del mal”, un título, la verdad, de lo más acertado, pues en el libro se profundiza mucho en la idea de que de algo realmente malo puede salir algo bueno, y de que algo hecho con las mejores intenciones, puede salir algo realmente malo.

Donato Carrisi es criminólogo, y eso se nota en cada frase, en cada párrafo, en cada página… La manera de presentar los hechos, de crear la trama, de llevarla a cabo y de cerrarla es impecable: el lector se da cuenta desde el minuto uno, de que el autor sabe de lo que habla y sabe transmitirlo con claridad y minuciosidad en todo momento. Estamos ante una novela en la que el lector tiene que estar con los cinco sentidos constantemente , no hay línea en la que no encontremos información relevante para el caso o información “criminal” de lo más interesante (como por ejemplo, las diferencias entre un asesino en serie o un asesino en masa, algo totalmente desconocido para mí y que me encantó aprender, o como cuando visitamos en el depósito de cadáveres la sala de los “durmientes”, apasionante visita y descubrir que aquellos cadáveres sin identificar que han sido víctimas de un homicidio tienen que permanecer en el depósito, por ley, hasta que alguien pueda darles un nombre, pasen el tiempo que tengan que pasar allí…)

En cuanto al género de la novela, se podría decir que engloba varios géneros : novela negra, novela policíaca y también el thriller psicológico, ya que la el perfil psicológico de los personajes, tanto de los inspectores como de los asesinos, es una pieza clave a lo largo de toda la obra: es fundamental conocer cómo piensan y por qué actúan como actúan cada uno de los personajes de esta historia, para poder ir encajando poco a poco las piezas de este complicado puzle con el que Donato Carrisi nos obsequia para que pasemos unos días de lo más entretenidos. La psicología es también la clave indispensable para seguir, disfrutar, sufrir, y entender la trama criminal de esta apasionante novela. 

Los personajes, principales y secundarios, son también de lo mejorcito de la novela: personajes complicados, alejados de los cánones a los que estamos acostumbrados que protagonicen este tipo de libros; personas atormentadas, con pasados  muy complicados, muy duros, que les impiden empatizar y acercarse a los demás, perfiles, en los que, como decía anteriormente, se profundiza con una minuciosidad exhaustiva, enriqueciendo también así a la novela en este aspecto.

Ya para concluir, aunque creo que ha quedado suficientemente claro, sólo me queda recomendaros encarecidamente la lectura de esta novela si sois amantes del crimen, de la buena novela negra, porque estamos no sólo ante una buena historia criminal, sino que estamos ante una muy buena historia criminal que está muy bien escrita, muy bien pensada, elaborada y zanjada, una historia en la que el autor no deja puntada sin hilo, una historia en la que argumento, personajes, trama y estilo narrativo, hacen que el conjunto sea una, indudablemente, novela cinco estrellas.


lunes, 9 de febrero de 2015

A LA SOMBRA DEL ÁRBOL KAURI

                        “A la sombra del árbol kauri” de Sarah Lark

Segunda parte de la nueva trilogía que Sarah Lark comenzó con “Hacia los mares de la libertad”, en la que nos lleva a disfrutar una vez más de la apasionante cultura maorí y de los increíbles paisajes neozelandeses.

Volvemos a reencontrarnos con los protagonistas de la anterior novela unos diez años después. Recordamos a Llizzie y Michael, que viven feliz y cómodamente junto con sus hijos, y también volvemos a encontrarnos con Kathleen y el reverendo Peter Burton, quienes también han encontrado por fin la felicidad y la tranquilidad que tanto ansiaban.

En esta novela, como ya es habitual en las sagas de Sarah Lark, serán los hijos de los personajes del libro anterior los que se encarguen de protagonizar la historia.

En esta ocasión, por lo tanto, tenemos por una parte a Matariki, hija de Lizzie y Michael, aunque como recordaréis es en realidad hija biológica de Kahu Heke, el jefe tribal con el que Lizzie había mantenido una relación. Matariki, es una joven que ha crecido empapándose de la cultura maorí, amando y respetando sus orígenes y tradiciones, a pesar de llevar un estilo de vida propio de una pakeha, y como tal, sus padres, deciden enviarla a un selecto y exclusivo internado en el que esperan que se convierta en una mujer culta y de provecho. A pesar de no adaptarse lo que se dice especialmente bien a su nuevo centro de estudios, Matariki no se siente intimidada ni acobardada por la mayoría de compañeras que la menosprecian por el color de su piel y por llevar sangre maorí en sus venas. Para Matariki, esto es un orgullo, y convive ignorando a aquellas que pretenden humillarla, pasando todo el tiempo que le es posible al aire libre disfrutando de su caballo… Será en uno de estos paseos, cuando Matariki se halle descansando en una bonita playa desierta donde suele refugiarse para sentirse en paz, que dos hombres maorís la secuestren para llevarla a la isla norte donde su verdadero padre la reclama para que ejerza como la princesa maorí que es y continúe su lucha para liberar a su pueblo…

Este secuestro cambiará la visión de la vida de Matariki, descubrirá la verdadera esencia de la cultura maorí y una nueva forma de lucha pacifista que la encandilará por completo hasta el punto de decidir formar parte activamente de dicho acontecimiento histórico. Este secuestro hará que también acabe conociendo el amor y la pasión, un amor que la cegará de tal forma que llegará incluso a borrarle por momentos toda la sensatez e  inteligencia  de las que había hecho gala hasta el momento…Menos mal que finalmente abre los ojos y recuperamos a la Matariki decidida y con carácter que estuvimos a punto de perder…

Por otra parte tenemos a Kathleen y Peter Burton, que junto con su hija Heather (la hija que Kathleen había tenido con Ian Coltrane, su anterior marido) se dirigen a Inglaterra para solucionar un tema de herencia por parte de Peter. En su viaje, aprovecharán para visitar a Colin Coltrane (el otro hijo de Kathleen), que como había sido la oveja negra de la familia lo habían enviado a Inglaterra para intentar que el ejército inglés domase su difícil carácter. El encuentro con Colin es mucho más agradable de lo que esperaban, aunque hay algo que hace que la familia siga sin poder fiarse de él completamente, por lo que cuando les anuncia que está pensando en volver a Nueva Zelanda como parte del ejército británico, su madre en vez de alegrarse parece predecir la tormenta que su vuelta a la isla provocará en sus vidas…

El viaje a Inglaterra de los Burton, le sirve a la autora para introducir a una nueva familia en la historia, la familia Paisley, cuya hija mayor Violet se convertirá en una de las protagonistas indiscutibles de la novela que hoy nos ocupa. Hija y hermana de mineros que se gastan todo lo que ganan en alcohol, tras la muerte de la madre y para poder conservar una herencia que podrían perder, toda la familia decide poner rumbo a Nueva Zelanda de la que la familia Burton tan bien les ha hablado. Lo que en un principio se presentaba ante Violet como el paraíso con el que siempre había soñado, se convertirá para ella en la peor de las pesadillas, y su día a día desde su llegada a la isla será de lo más terrible y dramático, parece que nada logra ponerse de parte de esta pobre niña que lleva sobre sus hombros el peso de toda una familia, una niña que por desgracia tendrá que hacerse adulta demasiado rápido, una niña que a pesar de todas las dificultades que la vida pone en su camino lucha con uñas y dientes por salir adelante, por aprender a leer, por formarse, por intentar hacer todo lo posible por poder llevar algún día una vida un poquito mejor de la que le ha tocado vivir.

Una vez más Sarah Lark carga todo el peso de la novela en los personajes femeninos, y en esta ocasión, la fuerza y lucha de las mujeres por emanciparse, por hacerse valer, por luchar por sus derechos es explotada al máximo, ya que en la novela vivimos muy de cerca el movimiento sufragista en Nueva Zelanda, que como ya sabéis, fue el primer país en el que las mujeres consiguieron el derecho al voto (1893), convirtiendo así a este lejano país en la colonia más progresista del mundo, igualando los derechos de hombres y mujeres, y también de colonos y maorís.

La lucha de las sufragistas femeninas en Nueva Zelanda fue un camino muy difícil y me ha encantado acompañarlas en su batalla, en sus asambleas, en sus recogidas de firmas… Siempre he dicho que uno de los momentos históricos en los que me habría encantado haber participado sería en la lucha por el derecho al voto de la mujer, así que comprenderéis lo muchísimo que he disfrutado con esta parte de la novela.

La mujer en esta nueva entrega de Sarah Lark lucha por su libertad más que en ninguna de sus otras historias, aquí vemos mujeres que viven el amor y su sexualidad como les da la real gana, que luchan por formarse, por aprender, por ser independientes, por poder emanciparse del hombre en todos los sentidos…Mujeres orgullosas, muy seguras para la época que les tocó vivir, con las ideas muy claras y con el único objetivo de ser dueñas de sus decisiones y de sus propias vidas.

Además de la temática del sufragio femenino que tiene mucho peso en la novela, son otros muchos los temas que vamos a poder disfrutar al lado de nuestros protagonistas: la construcción del ferrocarril, el mundo de las carreras de caballos, la pintura de finales del siglo XIX en la vieja Europa a la que viajaremos de la mano de Heather Coltrane, las humillaciones y vejaciones que recibían las mujeres sólo por el hecho de ser mujeres, el mundo de las minas de carbón y de oro, y por supuesto muchísima información sobre las diferentes tribus maorís y la evolución que muchos de ellos están experimentando al adoptar las costumbres de los colonos que creen que les pueden beneficiar (ropas de abrigo, estudios, ciencia, medicina, leyes, escuelas…) , pero continuando amando sus tradiciones y sus formas de vida en las que por ejemplo demuestran que están mucho más avanzados que los blancos en cuanto a la igualdad entre sexos y el respeto entre hombres y mujeres.

Me sigo sorprendiendo a mí misma cada vez que un nuevo libro de Sarah Lark cae en mis manos por la velocidad a la que las páginas vuelan y se escapan entre mis dedos… Y es que a pesar de las 800 páginas de novela que uno tiene por delante, gracias al estilo sencillo, la prosa ágil y amena de la autora, a unos personajes que siempre logran ganarnos desde el primer momento y a un entorno de ensueño, hacen que la novela nos dure un suspiro, y nunca nos aburra volver a leer una historia con una estructura, que los que seguimos a la autora desde sus inicios, podemos decir que es de lo más previsible, pero también apasionante y encantadora.


Amor, historia, lucha, emancipación, principios, cultura, tradición…son algunos de los ingredientes que harán que una vez más los aficionados a este nuevo género conocido como landscape disfruten de lo lindo en el hermoso y lejano país de la Nube Blanca.


miércoles, 28 de enero de 2015

EL CASO TELAK

                        “El caso Telak” de Zygmunt Miloszewski

El fiscal Teodor Szacki recibe una llamada en su domicilio una mañana de domingo; será una llamada que le hará evadirse durante un buen rato de su monótona y rutinaria vida: En un monasterio de Varsovia, acaba de aparecer el cadáver de un hombre con un asador clavado en el ojo. La víctima es Henryk Telak, uno de los participantes en una terapia psicológica que estaba teniendo lugar en dicho monasterio durante ese fin de semana. Henryk Telak estaba recibiendo ayuda psicológica debido al suicidio de su hija adolescente no mucho tiempo atrás, y por tener que afrontar ahora la severa enfermedad cardíaca que está a punto de terminar con la vida del único hijo que le queda.

A dicha reunión asistieron el organizador, un reputado psicólogo llamado Cezary Rudzki, y cuatro de sus pacientes: dos mujeres y dos hombres, uno de los cuales era Henryk Telak.

Los participantes en la sesión de ese fin de semana, acababan de tomar parte en lo que se conoce como una terapia de constelaciones, que consiste en una especie de role-play, en el que los pacientes tienen que interpretar a determinados miembros de la familia de la persona a la que se le esté haciendo la constelación.  La noche antes de su muerte, el psicólogo y los cuatro asistentes realizaron la constelación de Telak, tras la cual todos aseguran que se quedó completamente trastocado… Después de la sesión, todos fueron a sus habitaciones, y no ha sido hasta esa misma mañana a la hora del desayuno cuando han encontrado el cuerpo sin vida de Telak.

Ninguno de los que allí estaban parece haber oído nada ni a nadie la noche de actos, por lo que Szacki parece que lo va a tener realmente difícil para resolver este caso…

Pero tras el fortuito hallazgo de la cartera de Telak en su chaqueta, su dictáfono y tras el minucioso visionado de la terapia de constelaciones realizada la noche anterior, el fiscal irá poco a poco encontrando pistas y atando los cabos necesarios para poder desenmarañar la complicadísima trama en la que todavía no sabe que se verá envuelto.

¿Quién ha matado a Telak?¿Ha sido víctima inoportuna de un robo o alguien ha terminado con su vida intencionadamente?

He disfrutado mucho leyendo esta original novela negra, cuya complicada trama logró mantenerme en vilo durante varios días.

Esta ha sido mi primera incursión en la novela polaca y ha sido una experiencia de lo más gratificante, aunque tengo que decir que me costó muchísimo familiarizarme con los nombres y apellidos de los personajes del libro al no estar acostumbrada a ellos.

Por una parte, tengo que hablar de la trama de misterio : me ha encantado el planteamiento (muy al estilo “Diez negritos”) , el desarrollo de la misma (por lo mucho que complica y lo bien argumentado e hilvanado que está todo) y por supuesto el desenlace, que no me esperaba para nada y logró dejarme completamente descolocada con la explicación final a pesar de ser de lo más razonable. Y por si esto fuera poco, tras un final en el que ya todo parecía estar completamente zanjado, viene el autor, y con gran maestría introduce un giro inesperado que consigue desestabilizarnos incluso más. Creo que la parte final es la que más he disfrutado del libro, en la que ya casi todas las pistas y pruebas han sido encontradas, y con un ritmo vertiginoso nos dirigimos hacia el final de infarto del que os hablaba con anterioridad.

Por otra parte, tengo que mencionar la cuidada ambientación de la novela. El autor se esfuerza desde el primer momento por hacer que el lector se empape de Varsovia, de sus calles, sus edificios, sus costumbres, sus parques, su estilo de vida… Además de hacerla partícipe de la novela con su cuidada presencia en todo momento, el autor, al principio de cada capítulo nos proporciona una interesante recopilación de datos sobre destacados acontecimientos de Varsovia de la actualidad, por lo que, para los que no conocemos la ciudad, resulta de lo más útil para podernos meter con mayor intensidad dentro de la historia. También, y debido en gran medida a una parte de la investigación, podemos hacernos una buena idea de lo que fue y cómo era la vida en la Polonia comunista, y cómo todavía, en la actualidad, quedan vestigios de aquellos días.

En cuanto a los personajes, los perfiles tanto de los principales como de los secundarios han sido elaborados con cuidado y esmero. Empezando por el protagonista, nuestro fiscal se nos presenta como un funcionario muy mal pagado y que trabaja muchas más horas de las que debería, es un hombre joven, de unos treinta pocos años, casado y con una hija pequeña,  al que últimamente ni su vida amorosa ni su vida profesional parecen hacerle feliz; Szacki está pasando una época difícil, en la que no sabe lo que quiere ni está seguro de lo que necesita para sentirse lleno y completamente feliz, y es por lo que lo vemos dando palos de ciego en su día a día, intentando encontrar una solución para esa inquietud que lo embarga… Profesionalmente, es un magnífico fiscal, muy reconocido y valorado en su profesión, un hombre inteligente que se preocupa por hacernos ver lo importante que es la figura de un fiscal en Polonia para resolver un crimen. El resto de los personajes, pacientes, testigos, familiares de la víctima, compañeros del fiscal…aparecen también muy bien perfilados,  lo que debido a la importancia y al peso que tiene la psicología en la novela, resultará clave para la buena resolución del caso.

No lo dudéis e intentad resolver este misterioso y complicado caso Telak, que os hará romperos la cabeza intentando encontrar la explicación correcta; acompañad a este peculiar fiscal polaco en esta minuciosa investigación que le coincide en un momento de crisis personal que no le facilitará para nada las cosas; empapaos de Varsovia, de su primavera, de sus gentes y aprended un poco más sobre esta curiosa terapia de constelaciones de la que yo nunca antes había oído hablar y que me ha parecido de lo más peculiar. Una buena novela negra con una enredada trama con las dosis de humor justas y necesarias para conseguir que la lectura de una novela que comienza con un asesinato, como tantas otras, se desarrolle con originalidad y se sienta como un toque de aire fresco.


domingo, 18 de enero de 2015

SÉ QUIÉN ERES

                         “Sé quién eres” de Yrsa Sigurdardottir

La maestría que los escritores nórdicos poseen a la hora de crear buenas y espeluznantes novelas de misterio es por todos bien conocida;  hoy os traigo una novela de la última escritora nórdica, en esta ocasión islandesa, que he descubierto y que al igual que sus paisanos en anteriores ocasiones, tengo que decir que ha sabido crear un ambiente de lo más aterrador y ha conseguido hacerme pasar miedo con la historia que ha escrito.

La novela está estructurada en dos hilos argumentales bien diferenciados que finalmente se entrelazarán entre sí para dar paso al cierre de la historia.

Por una parte, en los capítulos impares, conocemos a los tres protagonistas de esta parte de la trama: el matrimonio formado por Gardar y Katrin, y su buena amiga Lif que acaba de quedarse viuda. Los tres son jóvenes, treintañeros y han decidido embarcarse en una complicada aventura : Gardar y el marido de Lif, habían comprado una vieja casa en una isla deshabitada de los fiordos occidentales con la idea de repararla y convertirla en un hostal para la temporada de verano, ya que la zona es realmente hermosa durante la época estival, y son muchos los visitantes que pasan por la isla en esas fechas y que no encuentran un lugar en el que poder pasar la noche… Como Gardar lleva una larga temporada en el paro, piensa que este negocio podrá ayudarle a salir del duro bache profesional por el que está pasando…

La manera más fácil de llegar al perdido pueblo es en barco, y durante la travesía, el capitán de la pequeña embarcación que contratan para llegar a su destino ya les advierte de lo dura que va a ser su estancia en la isla : no hay nadie allí, no hay electricidad, ni cobertura para los móviles, y los inviernos son realmente duros en esa zona…Son varias veces las que les pregunta si están verdaderamente convencidos de quedarse allí…

Una vez instalados en el inhóspito lugar experimentarán en su propia piel el verdadero significado de la palabra miedo, se darán cuenta de que no están solos en la isla y la presencia de algo o de alguien hará lo posible por terminar con ellos… ¿Lograrán abandonar el lugar con vida?

Por otra parte, el segundo hilo argumental de la novela y que ocupa los capítulos pares, tiene por protagonista a un joven psiquitra de nombre Freyr, que  se ha instalado en un pueblo situado al otro lado del fiordo en el que se encuentra la isla. Freyr pidió el traslado a Isafjördur tras la misteriosa desaparición de su hijo tres años atrás… Tras el terrible suceso, su matrimonio fracasó y los padres de la criatura decidieron superar la terrible pérdida yendo por caminos separados… Hoy en día, en su nuevo destino, la policía lo llamará para que los ayude en una investigación que sin que nadie entienda por qué le va a tocar muy de cerca: una anciana acaba de suicidarse y tanto en su nota de despedida como en los mensajes de texto encontrados en su móvil aparece el nombre de Benni, el hijo de Freyr, repetido un gran número de veces…¿Qué relación podría tener esa anciana suicida con la desaparición de su hijo? A partir de ese momento, y tras un extraño y violento altercado ocurrido en la guardería local que podría tener conexión con otro similar ocurrido más de cincuenta años atrás, las muertes de ancianos en extrañas circunstancias tendrán que empezar a ser investigadas… ¿Qué podrán tener en común todas estas personas? Y lo que es más, ¿cómo va a lograr la autora lograr entrelazar las dos historias entre sí de manera coherente? Pues os garantizo que lo logra, logrando sorprendernos en más de una ocasión con secretos que ocultan los protagonistas y que serán claves para la completa resolución de este misterioso caso…

Como os decía al principio, he disfrutado mucho leyendo la novela, me ha entretenido y ha logrado crearme esa sensación de miedo constante, de estado de tensión, de alerta, temiendo ser atacada en cualquier momento por la extraña presencia que habitaba en la isla. Me ha gustado mucho la ambientación y el clima de tensión con el que la autora recrea toda la trama: la narración de los hechos, ya de por sí bastante terroríficos, va acompañada de sonidos, visiones, puertas que se abren, trampillas que esconden cosas que no querríamos ni ver, y todo ellos en un entorno de lo más inhóspito y carente de electricidad. El lugar se presta completamente para crear la más terrible de más pesadillas…

No obstante, tengo que decir, que esta parte de la historia, la que transcurre en la isla, hacia la mitad de la novela se me hizo un poco reiterativa y aburrida, pues era siempre lo mismo, y la novedad que encontré en los primeros capítulos y que consiguió engancharme, me llegó a resultar un poco monótona…sin embargo, ya en la parte final en la que se empiezan a destapar secretos de los protagonistas esta parte vuelve a cobrar fuerza y a ponerse de lo más interesante.

Los capítulos protagonizados por el psiquiatra me han gustado mucho más a lo largo de todo el libro. Me ha entretenido mucho ir comprobando cómo las piezas iban poco a poco encajando hasta poder descubrir todos y cada uno de los misterios que se nos plantean en la novela. Considero que la forma de entrelazar ambas historias no era nada sencilla, y que la manera en que la autora consigue hacerlo, logró dejarme boquiabierta en más de una ocasión; así que el factor sorpresa está presente en el libro, y eso siempre suma puntos a una buena historia.

Sólo me falta advertiros que la novela tiene bastantes toques sobrenaturales que influyen bastante en el argumento, pero aunque no seáis aficionados a las historias de fantasmas, podréis disfrutarla igualmente, ya que el peso de la investigación policial a lo largo de toda la historia es tan fuerte, que hace que el tema de las presencias se encaje de una manera de lo más natural.


En definitiva, por la originalidad de la estructura y de la trama, por el espeluznante clima de tensión y misterio que se respira de principio a fin en toda la novela, por el genial elenco de personajes creados por la autora para protagonizar esta terrorífica historia, por todo ello, os invito a leerla y a vivir una aventura que conseguirá helaros la sangre allá en los lejanos y hermosos fiordos occidentales islandeses.


miércoles, 7 de enero de 2015

LA CAMARERA DE BACH

                       “La camarera de Bach” de Antonio Gómez Rufo

Estamos en Leipzig, en un frío día de invierno de 1750; allí nos encontramos con Madlene Findelkind  que tiene sólo trece años cuando es enviada por su antiguo señor a servir como ayudante de cámara de Johan Sebastian Bach. Madlene, criada en un orfanato hasta los once años, poco o nada sabe de la vida, pero es una niña buena, ingenua a causa de su ignorancia, aunque poseedora de una gran curiosidad que le ayudará mucho en el futuro. Madlene conoce al músico cuando ya está muy mayor, ciego y con bastantes achaques por lo que no será mucho el tiempo que vaya a pasar a su lado; ella lo trata como al padre que nunca tuvo, y él como la persona en la que refugiarse en sus últimos días de vida y con la que poder calmar el dolor que le produce la soledad que siente en su corazón…

Tras la muerte del hoy en día famoso compositor, aunque para nada conocido por sus coetáneos, la pequeña Madlene se verá obligada a abandonar la casa de la familia Bach acusada injustamente de haber cometido un delito, por el que tendrá que pagar con una durísima estancia en prisión, una condena que aunque en un principio parecía que iba a acabar con su vida, hará que crezcan en ella unas ganas inmensas por salir adelante, una condena que la hará convertirse en adulta de la noche a la mañana, una estancia que le hará darse cuenta que sólo aprendiendo a leer y a escribir podrá cambiar el horrible destino que le espera, y ser capaz de leer y escribir, se convertirá para ella en el propósito más firme e importante de su vida.

Cuando Madlene logra salir de la cárcel, continuará con la apasionante aventura que será su vida, el destino la llevará a Viena, a París, a Madrid…y en todos esos lugares veremos cómo la niña que conocimos en la primeras páginas, consigue hacerse a sí misma, siendo fiel a sus principios, a su corazón, siempre con humildad, luchando por aprender a leer, a escribir, convirtiéndose en una voraz devoradora de todo tipo de libros que la convertirán en una de las personas más cultas de su tiempo; Madlene, a pesar de todo lo que aprende en sus lecturas, será un personaje que peca de inocente a lo largo de toda la novela, pues, por mucho que sabe, y por muchas buenas acciones que lleva a cabo con los demás, sobre todo con las mujeres más desfavorecidas,  no se da cuenta de la importancia que tienen los actos que está realizando.

Acompañaremos a Madlene durante 14 años de su vida, desde 1750 hasta 1764, y seremos testigos de sus proezas, de su gran evolución, de las casualidades que el destino puso en su camino favoreciéndola en muchas ocasiones, pero también veremos la mala suerte que tuvo en muchas otras, lo mucho que sufrió a lo largo de su vida, y cómo a pesar de las durísimas pruebas con la que la vida la desafía, ella poquito a poco fue logrando sobreponerse y salir adelante por ella misma; una vida como decía anteriormente de lo más interesante y emocionante, una pionera en la lucha por la igualdad sin ser consciente del significado que tenía la palabra, pero sintiéndola dentro de sí como un derecho que todos deberíamos tener por el simple hecho de ser personas y haber nacido, un sentimiento tan fuerte que le dará fuerzas en su lucha particular por conseguir esa igualdad, en las que Madlene tiene muy claro que la educación (leer y escribir) son las herramientas claves y fundamentales para lograr su objetivo.

Además de ser testigos de la apasionante vida y sorprendente evolución experimentada por nuestra protagonista, el autor se sirve de esta novela para ofrecer al lector un cuidadoso retrato social e histórico de la época en la que tiene lugar la novela (mediados del siglo XVIII). Cada pocos capítulos, el autor narra con precisión y detalle los acontecimientos históricos que asolaban a la Europa de la época, por lo que uno puede entender perfectamente los conflictos que había en el  continente en aquellos días y que darían paso un par de décadas después a la Revolución Francesa, que consiguió acabar con el antiguo régimen y el sistema de clases habido hasta el momento. El lector podrá observar de cerca también el nacimiento de la Ilustración y la Enciclopedia, no sólo con datos proporcionados por el escritor, sino que los propios pensadores que la llevaron a cabo intervendrán en el libro para interactuar con la ya no tan pequeña Madlene.

La sociedad de aquellos días es también descrita con meticulosidad y mucho acierto; el lector se traslada a la época con facilidad desde el primer capítulo y eso es mérito de la maestría con la que el autor dibuja con palabras a las gentes de aquellos tiempos: las diferencias entre clases, el machismo imperante en la época, las injusticias sociales, el más que lamentable estado de las prisiones, de los más desfavorecidos, de las mujeres, que fueran ricas o pobres no eran valoradas en absoluto y sólo se pensaba en ellas como madres, amantes, monjas o prostitutas…

En cuanto a la narrativa de Antonio Gómez Rufo, tengo que decir que me ha gustado la manera en la que nos cuenta la historia; con prosa cuidada y un estilo elegante sin ornamentación innecesaria, nos narra los hechos con ritmo pausado, que no aburrido, dejando constancia a lo largo de todo el libro del exhaustivo trabajo de documentación que se ha llevado a cabo para escribir la novela. A mí, ha habido episodios de la vida de Madlene que me han parecido más interesantes que otros y que he disfrutado más, algunos acontecimientos me han resultado lentos de más o innecesarios en la trama, pero no tanto como para llegar a aburrirme en ningún momento.

En relación  a Madlene y a pesar de todo lo que consigue en la vida no ha sido un personaje que lograra conquistarme completamente…Admiro su evolución y lo que logra en la vida, pero no es un personaje realmente fuerte, ya que su candidez e ingenuidad en muchas ocasiones conseguían sacarme un poquito de quicio, aún sabiendo que eran debido a su ignorancia y a la vida que le tocó vivir.


Para terminar, sólo me queda deciros que los aficionados a la novela histórica, disfrutaréis mucho con este cuidado retrato de mediados del siglo XVIII que el autor crea teniendo, como eje central al sencillo personaje de una pobre huérfana que comienza como sirvienta y evoluciona hasta convertirse en una de las mujeres más cultas de su tiempo, que sin ser plenamente consciente de su gran hazaña , comenzará una pequeña revolución por conseguir la igualdad en la educación para hombres y mujeres, para ricos y pobres.


domingo, 28 de diciembre de 2014

LOS AMANTES DE HIROSHIMA

                        “Los amantes de Hiroshima” de Toni Hill

Bajo este título de lo más atractivo, llega a nosotros el esperado broche final a la trilogía que Toni Hill empezó unos años atrás con “El verano de los juguetes muertos” y que continuó con “Los buenos suicidas”.

En esta ocasión, el inspector Héctor Salgado y su compañera Leire Castro, tendrán que enfrentarse a un nuevo caso criminal pero también harán todo lo posible por intentar resolver el misterio que quedó abierto en la novela anterior, en relación a  Ruth , la exmujer de Héctor.

En cuanto al nuevo misterio que tendrán que resolver nuestros protagonistas, nos encontramos ante un asesinato de lo más macabro con una puesta en escena de lo más maquiavélica: Una joven pareja se encontraba haciendo el amor en su refugio secreto, una casa abandonada cerca de un aeropuerto, cuando son sorprendidos por alguien que acaba con sus vidas golpeándoles la cabeza con una barra de acero. Los jóvenes estuvieron siete años desaparecidos, nadie supo nunca lo que les había ocurrido hasta el día de hoy, en que los cadáveres han sido finalmente encontrados.

Como decía, siete años después del trágico suceso, en esa misma casa abandonada se encuentran unos lienzos espectaculares que recrean perfectamente el entorno en el que se encuentran; sin embargo, además del escenario real presente en las pinturas, hay una escena que hace que la policía decida buscar algo más en el apartado y aislado lugar: en uno de los cuadros, puede verse la representación de dos amantes con la manos entrelazadas que han sido carbonizados; tras inspeccionar minuciosamente la casa, encuentran un sótano en el que se hallan los protagonistas del cuadro : muertos, entrelazados, carbonizados.

Investigando los nombres de las listas de desaparecidos encuentran a los que probablemente pertenecerán los cadáveres que han encontrado: la pareja formada por Cristina y Daniel, dos jóvenes que siete años atrás desaparecieron del mapa sin dejar rastro tras de sí.

Comienza entonces una investigación exhaustiva en torno a las familias y amigos de las víctimas, así como al resto de componentes del grupo de música “Hiroshima” del que no sólo formaba parte Daniel, sino que era la voz y alma del mismo, y poco a poco, se irán destapando los oscuros secretos que rodeaban a la extraña, enigmática y también carismática pareja.

Una vez más Toni Hill me ha conquistado con una magnífica historia, diría que en esta ocasión, además de haber creado una fantástica novela negra, en la que el planteamiento, desarrollo y desenlace de los acontecimientos, es llevado a cabo con gran rigor y consigue engancharte a la trama desde el minuto uno de una manera de lo más atrapante, el autor se ha superado en lo referente a la calidad narrativa del relato, ya que para mí, esta vez, logra hacer que la sensibilidad traspase las páginas en muchos de los fragmentos del libro, de igual manera que transmite a la perfección  la profundidad en todo tipo de sentimientos reflejados a lo largo de la novela, son tan palpables y tan reales que consiguen erizar la piel del lector. He disfrutado mucho esta lectura no sólo por el contenido, ya que las tramas criminales son de lo más apasionantes y no fui capaz de resolver ninguno de los misterios hasta que son revelados al final de la historia, sino por la manera en que está escrita la novela, me ha cautivado la estructura, el ritmo y el tono narrativo de la misma; he percibido una sensibilidad narrativa en el relato de los acontecimientos que me ha conquistado por completo.

En cuanto a los personajes de nuevo Toni Hill lo borda y nos presenta un elenco de lo más real, de lo más creíble y de lo más cercano. Orquestados bajo la batuta de Héctor Salgado y Leire Castro, protagonistas indiscutibles de la novela, vamos conociendo a todos los que se verán involucrados en los dos casos que nos ocupan, viajaremos a través de sus relatos siete años atrás para intentar comprender cómo eran y qué les ha podido ocurrir a Dani y a Cris, para intentar averiguar quién o quiénes podrían desear acabar con sus vidas de una manera tan brutal y aterradora.

La ambientación de la novela refleja a la perfección la actualidad que nos rodea cada día: los hechos transcurren en Barcelona en el año 2011, y se respira el clima de crispación en cada esquina; aparecen los movimientos de los indignados, comienzan los desahucios y la crisis golpea vilmente a gran parte de la sociedad española. Un entorno de lo más creíble para hacernos sentir todavía más, si cabe, dentro de la historia y vivirla como si fuéramos parte de la misma.

Toni Hill, tras esta trilogía, se convierte sin duda en uno de mis autores favoritos de novela negra de la actualidad, me ha encantado observar en cada uno de sus libros su evolución y su crecimiento como escritor, y espero que, aunque los casos que Héctor Salgado tenía abiertos hasta el momento han quedado perfectamente zanjados al final de esta novela, no sea la última vez que protagoniza alguna de las nuevas historias escritas por Toni Hill, pues es un personaje entrañable de los que cuesta muchísimo despedirse.


En definitiva, ha sido un cierre espectacular para una fantástica trilogía, una novela negra llena de misterio, de las que te hacen devanarte los sesos intentando encontrar una solución para descubrir al asesino, un libro escrito con un ritmo trepidante, de los que no se pueden parar de leer, lleno de sorpresas, de giros inesperados y con un final de infarto de los que dejan al lector con la boca abierta durante un buen rato tras haber cerrado el libro…Una historia muy bien escrita, planteada y desarrollada, contada con sensibilidad, con alma, en la que misterio, crímenes, arte y literatura se funden creando una novela de lo más especial que hará las delicias de todos sus lectores.


RESEÑAS TRILOGÍA DEL INSPECTOR HÉCTOR SALGADO por Toni Hill



"Los amantes de Hiroshima" (2014)

lunes, 8 de diciembre de 2014

PASAJE A TAHITÍ

                        “Pasaje a Tahití “de Eva García Sáenz

Manacor, Mallorca, 1929 .Denis  es el primogénito de la familia dueña de la importantísima empresa de perlas de imitación Hugo Fortuny. Denis, acaba de perder a su padre, y como siempre ha sido su mano derecha, se posiciona claramente como firme heredero y gerente de la compañía. Sus tres hermanos menores, que nunca han visto con buenos ojos a su hermano, pues ya desde niño viajaba con sus padres y se dedicaba a “cosas de mayores” que a ellos para nada interesaban, tratan desesperadamente de buscar la manera de conseguir hacerle perder la fortuna que le corresponde… Así que, debido a las artimañas de sus hermanos, a la repentina desaparición de su madre y también a una curiosidad cada vez más incipiente por averiguar algo más acerca de su pasado y del de sus padres, pues son ya demasiadas las incógnitas que el caprichoso destino está poniendo en su camino, decide viajar a Tahití, pues algo en su interior le dice, que en aquel lejano paraíso, se encuentran todas las respuestas que está buscando…

París, 1889. Conocemos a los hermanos Hugo y Bastian Fortuny, llegaron a París buscando mejorar sus condiciones de vida después de haber perdido sus puestos de trabajo en Mallorca, que en aquellos días estaba viviendo la crisis del vidrio. Sin embargo, no será allí donde encuentren un lugar en el que crecer profesionalmente, sino que será en la ciudad de la luz donde tengan la ocasión de embarcarse en la que será la mayor aventura de sus vidas: Hugo y Bastian, que no tienen absolutamente nada, se dejan seducir por los encantos y promesas de una tierra idílica en la que les dicen que todo es posible, que lograrán hacer fortuna mucho más rápido que en el continente. Es así como deciden poner rumbo a Tahití, trabajando en el barco que les llevará a su destino para poder costearse el carísimo pasaje. Será allí, en el Oceanien, el lugar en el que conocerán a la que será la tercera protagonista de nuestra historia: la joven Laia Kane, hija de un cónsul corrupto de Menorca, que se ve obligado a abandonar la isla con toda su familia para poder seguir ejerciendo labores diplomáticas en los mares del sur.

Sin embargo, cuando llegan a Tahití, las dos familias tendrán que enfrentarse a una realidad mucho más dura que la que esperaban, tendrán que empezar desde cero y luchar duramente para lograr salir adelante. Aunque las diferencias entre Hugo y Bastian son más que evidentes desde el mismo instante en que los conocemos, no sólo por su físico, sino por sus distintos caracteres, será al llegar a la isla cuando presenciemos las verdaderas formas de ser de cada uno de ellos: cómo deciden buscarse la vida, cómo deciden integrarse con los nativos, cómo deciden sentir, saborear y vivir el día a día.

Como se puede ver, la estructura de la novela está planteada desde dos marcos temporales perfectamente integrados a lo largo de toda nuestra lectura. Los capítulos referentes a la época más pasada (desde el año 1889) están contados en primera persona por Bastian y por Laia, y los capítulos relativos a la actualidad (1930) están contados desde el punto de vista de Denis, pero utilizando un narrador en tercera persona. A pesar de la complejidad que podrían suponer estos saltos temporales hechos a lo largo de una novela, me ha sorprendido la manera en que la autora consigue que parezca que ha hecho algo de lo más sencillo, por la sutileza empleada en todos los cambios de época que experimenta el lector a lo largo de las páginas.

Son muchos los temas que toca la novela, y todos ellos son tratados con gran minuciosidad y precisión, demostrando así que la autora ha tenido que llevar a cabo una gran tarea de documentación para poner ante nosotros mucha de la información que contiene el libro.

En primer lugar, estamos ante una novela de sagas familiares con grandes secretos del pasado que se irán desvelando a medida que avanzamos nuestra lectura, y que consiguen atrapar al lector desde la primera página: hay grandes secretos, misterios, y también muchas verdades silenciadas que irán viendo poco a poco la luz ante nuestros ojos. Es también una novela de paisaje, pues la idílica y paradisíaca isla de Tahití en la que transcurre la mayor parte de la novela, consigue convertirse también en protagonista del libro por su indiscutible belleza, que logra escapar de cada página y de cada párrafo. Por supuesto que estamos ante una historia de amor, una gran historia de amor, de esas que tanto duelen, que desgarran el alma, un amor visceral, pasional, que no entiende de normas ni de ataduras, un amor de esos que todos saben desde el principio, que no va a ser fácil, pero esa gran dificultad es la que también le proporciona gran parte de su encanto.

Los temas que acompañarán esta saga familiar llena de amor en un exótico paisaje serán principalmente el cultivo de las perlas y la pesca de las ostras, un mundo que me ha parecido apasionante y del que apenas nada conocía. La vida social y política del Tahití de la época está también reflejada de manera magistral en la novela: sus costumbres, sus revueltas, sus creencias, sus ritos…

Uno se siente en todo momento con los pies en la isla y cuesta tener que salir de sus hermosos paisajes y de sus cálidas aguas para volver a la cruda realidad. Otro punto que me ha sorprendido y encantado, fue acompañar a Bastian en su viaje a Japón y poder conocer tan de cerca la forma de vida de las amas, las buceadoras  japonesas, profesión completamente desconocida para mí que ha logrado maravillarme con esa perfección y delicadeza tan propia de los nipones.

En cuanto a los personajes, todos están creados con gran maestría, pero es inevitable sentirse cautivado por Bastian desde que lo conocemos: toda la novela gira en torno a su personaje, nos conquista con la nobleza de su corazón, de sus sentimientos, por su manera de querer vivir la vida, simplemente con lo indispensable para sobrevivir, valorando la amistad, la tranquilidad, la paz, muy por encima del dinero. Bastián es un ser único, complicado, eso sí, pero lleno de pasión, de fe en sí mismo, de buenos principios y de amor.

Tengo que resaltar también lo mucho que me ha gustado el estilo narrativo de la autora: una prosa elegante, cuidada, trabajada, llena de sensibilidad y de delicadeza, que no se ve en la necesidad de recurrir a un lenguaje ostentoso para demostrar la gran calidad que posee como narradora.


Llegado a este punto ya sólo me queda deciros que tenéis que sacaros vuestro “Pasaje a Tahití” sí o sí, pues es una de esas historias que entretienen , que se saborean y se disfrutan desde la primera página. Un paisaje de ensueño que envuelve una cuidada novela llena de amor, de secretos familiares y de lucha por seguir adelante en esta vida tan dada a ponernos obstáculos en nuestro camino.


domingo, 16 de noviembre de 2014

DEJA ESCAPAR A LOS LOBOS

                        "Deja escapar a los lobos" de Carol Rifka Brunt

June tiene 14 años y no es para nada una adolescente normal y corriente. June es una joven bastante antisocial, siempre está sola, no le gusta relacionarse con la gente del colegio, disfruta escuchando a Mozart y jugando a ser una niña de la Edad Media, época en la que le encantaría vivir. Sólo hay una persona en el mundo con la que June realmente quiere estar siempre que le es posible, su tío Finn, a quien ella quiere por encima de todas las cosas y con el que mantiene una relación de lo más especial.

Sin embargo, sus días con Finn, los buenos ratos en su compañía, sus risas, su complicidad están a punto de llegar a su fin: Finn tiene SIDA y le queda muy poquito tiempo de vida.

Finn muere a los pocos capítulos de comenzar el libro, y la pérdida de su querido tío y padrino deja a nuestra joven protagonista completamente desconsolada y deshecha… cree que nadie en el mundo puede entender el dolor que siente, lo mal que se encuentra, lo perdida que está al saber que ya nunca más podrá volver a disfrutar de los buenos ratos que pasaba con Finn...

Pero la vida le tiene reservada una sorpresa que en un primer momento la trastocará por completo: Toby, el novio de su tío, del que nadie jamás le había nunca hablado, entrará en su vida siguiendo las últimas voluntades de Finn. Finn quería que Toby y June se conocieran para ayudarse mutuamente a intentar llevar mejor el enorme vacío que su muerte ha dejado en sus corazones.

June reacciona muy mal cuando descubre que hay un Toby: se enfada con Finn por haberle ocultado la existencia de su novio durante toda su vida, se enfada con sus padres por no haberle mencionado nunca que su tío compartía su vida con otra persona, se enfada con su hermana mayor, pues siendo la mayor está segura de que tenía que saberlo, pues siempre lo sabe todo antes que ella... y se enfada con ella misma por haber sido tan tonta durante todos estos años, como para no haberse dado cuenta de que había alguien más importante que ella en la vida de su tío...

No obstante, y a pesar de lo enfadada que está, June accede a encontrarse clandestinamente con Toby, sabe que si su familia se entera de estos encuentros tendrá serios problemas, por lo que decide mantenerlo completamente en secreto. Su familia odia a Toby con todas sus fuerzas, y June descubre que ese sentimiento de odio se debe a que lo acusan de haberle contagiado el SIDA  a Finn, y haberlo condenado por lo tanto a una muerte segura.

La autora sitúa la historia en el Nueva York de los años 80, cuando el SIDA era un tema del que se sabía muy poco y que suscitaba mucho rechazo en la sociedad. En aquella época las parejas de homosexuales estaban bastante discriminadas, y mucha gente los acusaba de haber propagado el SIDA por su orientación sexual. En la calle, la información sobre las formas de contagio no estaban del todo claras e incluso había quien tenía miedo de estar en la misma habitación que un enfermo de SIDA por temor a contagiarse…todavía era una enfermedad mortal, no crónica como ahora que se han descubierto los retrovirales, por lo que las reacciones de la gente que rodeaba a la pequeña June eran de lo más diverso al saber que había alguien en su familia que había muerto de SIDA: muchos reaccionaban con curiosidad morbosa, otros con desprecio, o con miedo, algunos con lástima...

A June lo que opine el mundo le da absolutamente igual, ella no podría sentirse peor ni más sola: sus padres no hacen más que trabajar, por lo que muchas veces se siente como si fuera huérfana, su hermana Greta, a la que hace unos años la unía una gran amistad se ha convertido en su peor enemiga, en un ser que disfruta amargándole la vida, fastidiándola siempre que puede e ignorándola para hacerla sufrir. June no puede entender qué le ha sucedido a Greta para haberse alejado tanto de ella, no entiende cómo dos personas que habían estado tan unidas, que eran prácticamente una, pueden llegar a odiarse de esa manera…

Por eso la llegada de Toby a su vida le hará mucho bien. Comenzarán una relación de amistad que la ayudará a conocer mucho más no solo al novio de su tío, sino que también conocerá mucho mejor a su querido Finn, a su propia familia y a ella misma, pues con esta amistad June comenzará un proceso de evolución hacia la vida adulta que le hará darse cuenta de muchas cosas en las que antes ni se había parado a pensar.

El libro de hoy es una historia tierna y conmovedora que trata sobre los diferentes tipos de amor y las relaciones de amistad, las relaciones fraternales, las relaciones familiares en general. Es una historia sobre la pérdida, sobre el amor, sobre la esperanza, sobre los celos, sobre el perdón…Todos ellos sentimientos vividos en todas las familias, dando igual el origen, estatus y condición de las mismas.

En esta novela no ocurre nada especial, no hay hechos que marquen el ritmo de la historia, son las relaciones entre los miembros de esta familia lo que hace que haya historia: sus conversaciones, sus tensiones, sus discusiones, sus secretos, el apoyo entre ellos, su amor, sus celos…  

A mí el libro no ha logrado conmoverme como esperaba. No he logrado encariñarme con el personaje de June a pesar de que me ha gustado el tono en que nos cuenta su historia, y la manera elegida por la autora de poner los hechos contados en primera persona por ella, que es la que experimenta la mayor oleada de sensaciones y es capaz de trasmitírnoslas con cercanía y ternura. Sin embargo no es un personaje que vaya a quedarse en mi recuerdo aunque está bien perfilado. Su historia no ha logrado impactarme como esperaba, y casi me quedo más con la parte que explota la evolución en la relación vivida con su hermana Greta, que llegan del amor al odio de la noche a la mañana, que me ha tocado mucho más y la he comprendido mucho mejor, que la relación vivida con Toby o con Finn, en las que no sido capaz de ponerme en la piel de la joven ni he podido sentir su dolor ni su frustración como debería…he sido mera espectadora, esa parte no he logrado vivirla en primera persona y eso siempre perjudica a la hora de saborear un libro.

Así que si disfrutáis de las novelas que exploran las relaciones de amistad, de amor y familiares, las novelas de personajes y sentimientos, las historias que conmueven, que saben cómo llegar al lector, y si además os digo que la historia está narrada por una niña de 14 años en primera persona, con un estilo ameno y lleno de sentimiento, una niña a la que acompañamos en su camino hacia la edad adulta que se ve acelerado por una muerte (como le pasa a muchos desgraciadamente), entonces estoy segura de que esta novela la vais a disfrutar mucho más que yo. Una historia muy bien ambientada en el Nueva York de los 80, con su banda sonora, sus series, sus juegos de mesa, que facilitan que nos traslademos en el tiempo a aquella década y podamos entender mejor cómo el tema del SIDA y la homosexualidad eran vistos por la sociedad americana en aquellos días.




jueves, 6 de noviembre de 2014

UNA ESPOSA PERFECTA

                              "Una esposa perfecta" de Katherine Scholes 

Una esposa perfecta de la alta sociedad inglesa de la posguerra a finales de los años 40, se esfuerza por hacer cada día la vida de su marido mejor y más agradable, jamás le agobia con problemas, es solícita y servil, jamás protesta cuando se siente humillada o tiene que aguantar los desplantes de un marido borracho, está dispuesta a sacrificar sus sueños por los suyos, a mantenerse en un discreto segundo plano, en definitiva a vivir siendo un cero a la izquierda, eso sí, un cero a la izquierda siempre elegante, impecable y de gusto exquisito, que asume como algo natural el hecho de que, las infidelidades sean algo común y habitual en su matrimonio, unos cuernos en toda regla, elegante y sofisticadamente llevados, eso sí, por una esposa perfecta, en su cabeza perfecta… A una se le revuelve todo por dentro cuando lee barbaridades y sandeces de este estilo… Afortunadamente los tiempos han cambiado, y por mucho que duela y desagrade leer sobre figuras femeninas que aguantaban lo que aguantaban, y que tardaban demasiado en poner una solución a la humillante situación que vivían, tenemos que ser conscientes que esto es una realidad, una época no muy lejana que existió y que por lo tanto, no podemos obviar

La protagonista de la novela de hoy se llama Kitty Hamilton, y antes de convertirse en una esposa perfecta tenía una vida de lo más interesante. Kitty nació en Australia, y allí creció junto a su familia en una granja que no era nada productiva… Niña de campo, de juegos al aire libre, una de muchos hermanos, se hizo mayor sabiendo perfectamente lo que era el trabajo duro y lo difícil que la vida puede poner las cosas a una familia que tiene demasiadas bocas que alimentar. 

Cuando muere su abuela, la lectura del testamento sorprende a toda la familia, pues la pequeña Kitty será la única beneficiaria de la herencia, una herencia con unas condiciones claramente estipuladas: Kitty tendrá que emplear el dinero en viajar al viejo continente y formarse como artista, pues su abuela, siempre vio que la niña tenía talento para el arte, un talento que ella también disfrutó cuando era joven y que no tuvo el final que deseaba; ahora quiere que su nieta vaya a Inglaterra y cumpla por las dos su antiguo sueño de juventud…

En Inglaterra, Kitty vivirá mil y una historias diferentes y emocionantes, y conocerá al que será su marido, Theo Hamilton, un joven aristócrata perteneciente a una de las familias más importantes del país, del que se enamorará perdidamente. La guerra estalla y Theo marcha al frente. Cuando vuelve nada es lo mismo. Él ya no es el mismo, el mundo ya no es el mismo… Para colmo, la vuelta a la normalidad se ve gravemente perjudicada por ser Kitty la protagonista de un escándalo que estará en boca de lo más granado de la sociedad inglesa… La familia Hamilton no puede consentir que su nombre sea mancillado de esa manera, hay que encontrar una solución cuanto antes, y esa solución se llama Tanganica.

El libro comienza el mismo día en el que Kitty monta en ese avión que la llevará al corazón de África, al que será su nuevo hogar. Kitty está emocionada con su nueva aventura vital y sólo espera que a su llegada, Theo, que se incorporó previamente a su nuevo puesto como oficial del gobierno británico en el país, la haya perdonado por el fatal error que cometió en el pasado (Me quedo sin palabras al respeto....)

Conocemos a una Kitty insegura, enconsertada en un estilo de vida que no le va para nada, con unas amistades y unas normas que le resultan ridículas pero que a día de hoy le hacen dudar constantemente de lo que es normal y lo que no, de lo que está bien y lo que está mal… Ha perdido su personalidad por completo, ha sido absorbida por los convencionalismos sociales y es su llegada a África lo que le hará recordar cómo era su vida, quién era ella realmente antes de convertirse en la señora Hamilton y en la esposa perfecta.

Aburrida de no tener nada mejor que hacer que pasarse el día en el club con las demás esposas perfectas, hablando de modelitos, organizando cenas de gala y yendo de compras, poco a poco necesita volver a salir del cascarón, siente la llamada de África, vuelve a recordar sus días en la granja australiana en los que era tan feliz en contacto con la naturaleza, quiere conocer al pueblo, empaparse de él, de su cultura, de sus costumbres, quiere ayudar a los que más la necesitan, quiere sentirse útil…quiere dejar de ser una esposa perfecta.

Toda la novela transcurre en Tanganica, en el año 1948. A través de los recuerdos de Kitty, recuerdos a los que vuelve en sus momentos de más indignación y frustración, conocemos su vida anterior y no entendemos cómo se ha podido convertir en lo que se ha convertido.

Al principio, pensaba clasificar la novela como puramente romántica, y estuve páginas y páginas, cientos de hecho, esperando que lo que previsiblemente va a pasar en la novela sucediera, sin embargo, no ocurre hasta prácticamente el final… Es por ello, que la novela más que recrearse en contarnos una apasionada historia de amor bajo la sombra de los baobabs y de los espectaculares atardeceres del continente africano, se centra en la evolución experimentada por el personaje de Kitty, una mujer que se había hecho a sí misma, que posteriormente permitió que la anularan y que finalmente encuentra en su interior la fuerza y energía que necesita para volver a ser la que realmente era.

A pesar de todo lo que hace y consiente, tengo que reconocer que me ha gustado Kitty, especialmente la Kitty pasada y la Kitty que vuelve de los infiernos de la perfección en los que estaba sumida. Me gusta porque es de corazón noble y generoso, porque es humilde, porque peca de ingenua en más de una ocasión; me gusta porque su auténtico yo sale en los momentos más inesperados, porque es de campo, lo demuestra, y eso hace que sienta plena, porque es natural y espontánea, por su amor a los animales y a la tierra, por sus ganas de aprender, de sentirse útil, de ayudar a los demás; me gusta porque no tiene prejuicios y porque siempre se deja llevar por los dictados de su corazón a la hora de tomar decisiones importantes.

Aunque toda la novela gira en torno al personaje de Kitty, son varios los secundarios que tendrán especial relevancia a lo largo del libro, todos ellos creados con detenimiento y minuciosidad, personajes que evolucionan positivamente (Diana), personajes que cavan cada día un poquito más su zanja hacia la autodestrucción (Theo), personajes sabios y bondadosos (el padre Remi), personajes misteriosos y atrayentes (Taylor)…todos y cada uno de ellos serán piezas fundamentales en el proceso evolutivo que vivirá nuestra protagonista.

Los mejores puntos de la novela son sin duda la espectacular ambientación en la que transcurre nuestra historia y la narrativa de estilo ágil y envolvente de la autora. El lector puede respirar el ambiente africano nada más bajarse del avión en el que viaja nuestra joven protagonista, uno se siente en Tanganica desde el minuto uno hasta que cierra el libro. Se nos describe con precisión el lugar, cómo se instalaron los blancos del gobierno británico, cómo se relacionaban con los negros, la fantástica labor llevada a cabo por los misioneros y monjas de distintas religiones, la vida en una misión… Sentimos cómo la belleza de los paisajes en los que transcurre nuestra historia consigue traspasar las propias páginas del libro y hacernos desear poder disfrutar algún día en primera persona, de un espectáculo tan impresionante.

Para finalizar, ya sólo me queda invitaros a pasar unos días en esta exótica tierra para vivir una historia de fácil lectura y que resulta muy entretenida, una historia en la que hay que saber ir más allá de lo evidente para profundizar en el verdadero mensaje de evolución y crecimiento personal que se pretende trasmitir a través de las páginas de esta novela.

De la misma autora podéis leer  "La reina de la lluvia"





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...