jueves, 8 de agosto de 2019

LA PAREJA DE AL LADO


                        La pareja de al lado de Shari Lapena

Acabo de terminar la novela y, la sensación que tengo en el cuerpo es, exactamente, la misma que cuando lo empecé, aunque, en el fondo, tenía la esperanza de que cambiara en algún momento: este libro es un culebrón, pero un culebrón de lo más inverosímil de principio a fin…

Una joven pareja con un bebé de seis meses, decide, a pesar de que la canguro los deja colgados en el último momento, no anular la cena en casa de sus amigos que viven en el adosado de al lado, y dejar a su niña, dormida en su cuna... para que no moleste a la vecina, a quien no le gustan los niños… (Vamos, lo que haría cualquier padre primerizo de familia acomodada, que es a la clase social a la que pertenecen los protagonistas de la novela). No sólo van a cenar, y deciden(qué buenos y preocupados padres!) ,pasar cada media hora a ver a la pequeña, no vaya a ser que necesite algo, sino, que se dedican a beber (la madre le da el pecho al bebé, pero tampoco parece importarle, algo de lo más habitual hoy en día, vamos….), y el marido, además de a emborracharse, a coquetear descaradamente con su flamante vecina, porque claro, su mujer, está atravesando una depresión postparto, se ha vuelto por lo tanto una aburrida, y además, no puede estar más gorda ni más fea…. (con lo que su mujer era antes de tener al bebé…). A la 1:30 de la mañana, y sin haber pasado por casa desde las 00:30, pues era más importante discutir sobre que era hora de irse ya, que dejar al marido allí tirado e irse ella sola para ver cómo estaba su bebé (¿cómo iba a dejar a su marido solo en la fiesta? Eso no se hace, es mucho más normal dejar a los bebés solos en una casa….). Cuando llegan a su casa, descubren que la pequeña no está en su cuna, ha desaparecido… ¿quién se habrá llevado a su dulce bebé, al que con tanto mimo y cariño han protegido desde que vino al mundo?

Todo esto, es lo que uno se encuentra en las primeras páginas del libro. Yo, no daba crédito, es un libro que había visto muy bien puntuado en las páginas de opinión frecuentadas por lectores, y a mí, la historia, no me podía resultar menos creíble… Seguí leyendo, con la esperanza de que mejorara o diera un giro de sensatez en algún momento, pero para nada, todo lo contrario, la historia se enreda, pero, de qué manera!, no de forma emocionante, sino que me he sentido que la autora estaba intentando decirle al lector que el libro, era pura ironía, un más difícil todavía, un “pues ahora voy a liar a éste con ésta y ya remato la jugada y hago un jaque mate a la historia”… porque decir que es un thriller, para aquellos que amamos el género, me parece mas bien que es tomarnos un poco el pelo.

Me encantaría hacer mil y un spoilers con todas las incoherencias y situaciones absurdas que me he encontrado en el libro, parecía que estaba leyendo ciencia ficción, o un manual de  “Cómo construir de la forma más inverosímil la historia de un secuestro”.

Los personajes, meus pobres, que diríamos aquí en mi tierra: ese inspector de policía encargado del caso que no convence ni al secuestrador más novato, esa madre primeriza, llorando por las esquinas en todo momento, ese padre que busca consuelo en los brazos de su atractiva vecina, que tiene todo lo que cualquier hombre puede desear (imaginad qué emoticono pondría aquí), esos abuelos millonarios, sólo preocupados por el club social y el próximo torneo de golf, el marido de la vecina que disfruta viéndola seducir a otros hombres…

En fin, que llegué al final, menos mal que la novela se lee rápido, y, a la autora, le debió de parecer que todavía no había escrito una historia lo bastante enrevesada, que decide complicarla un poquito más, no vaya a ser que el lector se vaya a quejar… (emoticono de manos en la cabeza).

Me ha pasado exactamente lo mismo que con La chica del tren , que tanto éxito había tenido, y a mí, me había parecido de lo más floja y un sinsentido de principio a fin. Aunque, la novela de hoy, le gana en rocambolesca, creedme, es el mejor adjetivo para resumir la sensación final que me ha dejado esta historia... rocambolesca, y predecible en muchos aspectos, por mucho que la autora la quiera complicar...

Es la típica novela que, Antena 3, estaría encantada de proyectar en sus sesiones de sobremesa, muy en su línea…. Y es, la típica novela, que a mí, me encantaría que leyerais, para comentar si la habéis encontrado tan inverosímil como yo, y de la que un grupo de lectores, podría echarse unas buenas risas ennumerando todas las situaciones increíbles e improbables que se suceden en la historia… porque, La pareja de al lado, no podrían ser los vecinos de ninguno de nosotros, y, si te quieren contar una historia de noir doméstico, lo mínimo que tiene que conseguir el autor, es que nos creamos a los personajes y su historia nada más comenzar el libro. Todavía no entiendo que se siga diciendo de él que es un thriller adictivo e, incluso, el thriller del año… Si Agatha Christie levantara la cabeza…



2 comentarios:

  1. Lei este libro hace algun tiempo ya y aunque me gusto algo mas que a ti, algunas partes se me hicieron un poco cuesta arriba. Eso si, el final me dejo O_O

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Creo que lo dejaré pasar, ya que a mi La Chica del Tren no me gustó nada y dado que a ti tampoco, no me queda otra que confiar en tus gustos. Teniendo tanto por leer, esta me la salto.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...