domingo, 23 de junio de 2013

EL GUARDIÁN INVISIBLE

                           “El guardián invisible” de Dolores Redondo

En los márgenes del río Baztán, cerca de Elizondo, un valle vasco-navarro, el cadáver de una segunda niña acaba de ser encontrado. Las características que relacionan ambos casos, son de lo más espeluznantes: las dos víctimas aparecen rodeadas de pelo de animal, restos de piel, tienen el pubis rasurado y las manos están colocadas hacia arriba, en actitud virginal… Además, sobre el pubis de cada una de ellas, el asesino ha colocado un pastelillo, un txatxingorri, un dulce típico del lugar,lo que ha hecho que todo tipo de animales quisieran aproximarse a los cadáveres a saborear tan dulce manjar…

Y eso lo sabe muy bien la inspectora Amaia Salázar, a quien, por ser oriunda de la zona, le ha sido asignado el caso. Cuando ve el txatxingorri, muchos recuerdos, la mayoría de ellos, recuerdos que habría preferido haber olvidado, vuelven a su mente, vuelven para revolverse en su interior… sabe que tendrá que volver a su pueblo, con su familia, y que se tendrá que enfrentar no sólo al fantasma de un asesino en serie que parece rondar por la zona, sino que también tendrá que enfrentarse a sus propios fantasmas del pasado.

Amaia Salázar vive en Pamplona con su marido americano James, un hombre al que adora y que la adora, un escultor con ya suficiente renombre, como para poder permitirse el lujo de acompañar a la inspectora a Elizondo mientras dure la investigación. Al llegar al pueblo, se alojarán en casa de la tía Engrasi, una tía que ha sido mas bien una madre para Amaia, pues fue ella la que la crió cuando era pequeña, debido a la mala relación que la pequeña, muy a su pesar, siempre había tenido con su madre... La relación entre Amaia y su madre, también se irá explicando a lo largo de la historia, y conseguirá ponernos los pelos tan de punta como el asesino del basajaun, que es como ya llaman en la prensa al asesino de niñas que acecha la zona…

Además de reencontrarse con la tía Engrasi, una mujer muy inteligente, muy sabia y muy buena, con un don para leer las cartas que ha sido heredado por todas sus sobrinas, también Amaia se encuentra con sus hermanas Flora y Rosaura y los maridos de éstas, Víctor y Freddy.

Flora es la mayor y es la que lleva las riendas del negocio familiar heredado de sus padres: el obrador Salazar, famoso por sus mantecadas y todos sus dulces. Flora, ayudada por Ros, ha sabido modernizar la empresa y convertirla en un negocio de éxito al combinar lo tradicional con las técnicas y cuidados más modernos. Víctor, su exmarido, un hombre bueno que a pesar de no estar ya casados la sigue como un perrillo faldero y bebe los vientos por ella, sigue siendo todavía muy querido en la familia y siempre es bienvenido en las reuniones que se celebran en casa de la tía Engrasi.

Ros siempre ha tenido problemas con Flora…bueno, ¿y quién no tiene problemas con Flora? El frío y dominante carácter de esta última, la hacen ser una mujer de trato muy difícil y la gente suele alejarse de ella. Además, siempre la ha tenido martirizada por su matrimonio con Freddy, un joven que no trabaja, que se pasa el día en casa jugando a la play y fumando porros, y viviendo a costa de la buena de Ros… Y sí, puede que en este aspecto Flora tenga razón, pero lo que tiene son formas ni tacto suficiente como para hacerle comprender a su hermana que necesita dar un cambio radical a su vida…

Y con este panorama es con el que Amaia de encuentra a su llegada a Elizondo; además de todo el trabajo que va a suponer la investigación policial, una dura historia personal, llena de secretos, llena de dolor, miedo y resentimiento, está a punto de volver a salir a la luz, para hacerle revivir a Amaia, las más duras pesadillas que podría haber imaginado….

Las dos víctimas con las que comienza el libro no van a ser las únicas, de ahí que los agentes comiencen a hablar rápidamente de un asesino en serie… El caso va a ser mucho más complicado de lo que parecía en un principio; por una parte, parece imposible que un ser humano pueda ser capaz de hacer las savajadas que presentan los cuerpos, pero por otra parte, la precisión,disciplina y pulcritud a la hora de asesinar, señalan claramente hacia una mente humana, macabra, eso sí, pero muy humana…

Poco tiempo tendrá Amaia para conseguir detener al asesino… La frondosidad de los bosques que rodean la zona, hacen que sea muchísimo más difícil encontrar pistas claras que lleven a dar con la identidad del desalmado criminal… Serán estos montes también, los que traigan a escena seres mitológicos propios de las leyendas más ancestrales de la zona, haciendo incluso dudar a nuestra inspectora, en más de una ocasión, de lo que es realidad, de lo que es fantasía, y de lo que realmente puede haber ocurrido o no….

Tenía muchas ganas de leer esta novela; habían sido tantas las críticas positivas que me habían llegado, que ya me tardaba tenerla en mis manos… Ahora que la he leído, en cambio, siento que mis expectativas eran demasiado altas, y quizás, debido a ello, no la haya disfrutado tanto como me gustaría… Me ha resultado muy, muy entretenida, pero no me ha parecido espectacular… Es verdad que el principio es brutal, consigue engancharte desde el párrafo uno, y si como yo, eres aficionado a la novela policíaca, la descripción de las víctimas, hace parecer que la investigación policial va a ser de lo más apasionante…

Sin embargo, a lo largo del libro, la investigación policial, para mí, va perdiendo garra, y la historia personal de Amaia pasa a ocupar el primer plano de la novela… No me importó profundizar en la historia de Amaia y su familia, de hecho reconozco que sí es interesante, pero claro, llevar dos tramas que tengan mucha fuerza a lo largo de toda una novela es muy difícil, por no decir imposible, y ahí es donde me parece que el libro flojea a medida que avanzamos en la lectura… La autora se va un poco por tramas personales secundarias, que a veces no sabemos muy bien a dónde nos quiere llevar y si van a tener relevancia en la resolución del caso o mas bien, todo lo contrario…

Y en cuanto a los misterios relativos al asesino, hubo tres o cuatro cosas que fui capaz de averiguar, imaginar antes de que fueran relevadas en la novela, y claro, eso también le ha restado algo de emoción en mi caso, pero como ya he dicho antes, quiero hacer hincapié en que no por eso dejó de entretenerme en ningún momento.

Lo que me ha gustado mucho del libro ha sido la ambientación. No conozco la zona, pero siendo gallega, me he sentido muy identificada con muchas de las leyendas mágicas y las tradiciones ancestrales que se relatan en el libro, al hablar no sólo de brujas o echadoras de cartas, sino de seres legendarios que habitan los bosques de la región….Me ha gustado conocer las costumbres y la forma de vida de este valle que parece tan especial y con cuyas gentes comparto historias y leyendas muy, muy similares… Unos bosques, una climatología, unos colores… todo muy propio del norte, muy cercano a mí y muy bien descrito para que el lector, pueda hacerse una perfecta idea del escenario en el que se encuentra. Creo que la localización es idónea para una historia de las características que se nos presenta en este libro: asesinos en serie, mitología popular, tradiciones ancestrales…unos ingredientes más que adecuados para una historia de lo más entretenida y de esas, que a los amantes del género, fijo que va a gustar.


El punto que menos me ha gustado a lo largo del libro, es la importancia que se da a la maternidad a lo largo de toda la novela, pues me ha parecido un poco enfermiza la obsesión que la autora muestra en relación con este tema, al decir cada dos por tres que las mujeres sin hijos son incompletas y que arrastran oscuras cargas sobre ellas…para nada de acuerdo, por supuesto.


Así que, sólo me queda recomendaros esta historia, pues, aunque es cierto que el libro va de más a menos, tiene puntos muy buenos a lo largo de toda la trama, resulta muy ameno y entretenido y como ya sé que forma parte de una trilogía, cuya próxima temática queda abierta al final de esta primera novela, ya os adelanto que no me perderé las aventuras que la inspectora Salázar vivirá de nuevo en el valle de Baztán. 


16 comentarios:

  1. Gracias por la reseña. Lo tendré en cuenta para próximas lecturas.
    Besos y ¡nos leemos!

    ResponderEliminar
  2. Tengo muchas ganas de leerlo, espero no dejarlo aparcado mucho tiempo (aunque tengo un montón pendientes por pillar por banda).

    Besotes

    ResponderEliminar
  3. Muy buena reseña! Y a este libro le tengo muchas ganas, que estoy viendo que estáis disfrutando muchos con su lectura
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo contigo, pierde un poco de fuelle al final, aunque se le perdona porque es muy entretenido en general. Ah, por cierto, he empezado la última novela de Harlan Coben, "Quédate a mi lado", y me está gustando mucho, más que la anterior. Un beso, Carol

    ResponderEliminar
  5. Yo también estoy segura de que voy a leer las próximas entregas. Me hizo pasar unos ratos muy entretenidos. Me sentí totalmente atrapada por la historia. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Tengo mi lista de próximos libros repletita! ;)

    ResponderEliminar
  7. Es un libro que leí hace unos meses y tengo que decir que me gustó mucho y me ha sorprendido gratamente. Un libro muy recomendable, sin duda.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Lo tengo en el ereader y estoy deseando leerlo.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  9. A mi me gustó mucho y estoy deseando tener el siguiente....
    Besicos.

    ResponderEliminar
  10. La verdad es que me ha sorprendido enormemente el libro, por momentos me transportaba al ritmo trepidante de la actual de la novela sueca, salvo que en este caso el calado psicológico es más profundo, más cercano. Desde mi punto de vista, la protagonista vive en una dualidad continua entre su labor profesional en un ambiente masculinizado y su incapacidad para ser madre, por lo que este aspecto, lejos de ser un inconveniente, la hace más cercana al lector.
    Excelente reseña.

    ResponderEliminar
  11. Interesante. Me llama también por la zona, no la conozco pero también soy del norte y la tierra tira. A pesar de las contras que le encontraste, creo que uno dejaré de leerlo si surge la ocasión

    ResponderEliminar
  12. Un libro que te engancha desde el principio. En algunos puntos de la narración me ha recordado a las novelas de Henning Mankell.
    Para los que somos de esta tierra, la mitología, los paisajes y las zonas donde se desarrolla la historia son muy conocidas y eso a lo mejor nos hace ser menos objetivos. Para ser la primera novela de Dolores Redondo está muy bien. Además se han interesado por ella y a lo mejor la llevan al cine. Recomendable

    ResponderEliminar
  13. Holaa!! Lo he leído y la verdad es que lo recomiendo. Desde el principio la autora consigue meterte en la historia y que quieras saber más de todos los personajes y por supuesto de la trama principal. A mí me encantó la ambientación, todo parecía tener un carácter mágico y de leyenda, que te invitaba a seguir... Esperando por el siguiente!!
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  14. Este libro es uno de mis pendientes. No lo he empezado aún porque es una saga y me da pereza empezar una nueva hasta no acabar las que tengo a medias.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  15. Cuando empecé esta novela, tenía cierto temor a que como a ti me resultase cansino el tema de la maternidad (soy madre poco maternal) como lo pusiste tan negro no me pareció tanto jejeje. Acabo de terminar el segundo libro de la trilogía "Legado en los huesos" y se ha superado, le he encontrado mas sentido a esa reiteración que te fastidió en la primera entrega. La recomiendo a la espera de la tercera entrega, sin duda.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...