viernes, 22 de enero de 2016

EN TIEMPO DE HALCONES

                         “En tiempo de halcones” de Fran Zabaleta


En el Santiago de Compostela de finales de la Edad Media, se respiraba un ambiente tenso y bastante convulso. Nobles, señores e iglesia, luchan, pactan, engañan, y elaboran todo tipo de artimañas con el único fin se seguir manteniendo su poderío a toda costa, sin importar para nada a quien se tenga que traicionar, o incluso matar, si con ello se conseguía mantener su privilegiado estatus.

Nos encontramos en el año 1458, cuando a la pequeña aldea de Moreda, llegan un par de titiriteros que tras ganarse el aplauso y la complicidad del público con sus juegos, bromas y canciones, aprovechan para realizar una pequeña obra de teatro en la que demuestran que no es tan difícil o tan utópico, que el pueblo llano consiga rebelarse contra la asfixiante tiranía a la que se ve sometido por parte de la aristocracia y del clérigo… La representación asusta a muchos, sin embargo, logra encender una chispa de esperanza en el interior del joven Estevo, un humilde chico de campo, hastiado de su condición de siervo y de la dura y difícil situación que le ha tocado vivir a él y a todos los de su clase.

Tras una noche de lo más extraña, en la que se desencadenan todo tipo de sucesos inesperados, Estevo se ve obligado a huir de su pueblo, y se dirige a Santiago de Compostela, con la esperanza de encontrar allí un futuro mejor, y de aguantar al menos un año sin ser descubierto, ya que ése es el tiempo que era necesario para que uno pudiera convertirse en hombre libre.

No pudo haber elegido una época peor para llegar a Compostela : el enfrentamiento entre la nobleza y la iglesia está atravesando uno de sus peores momentos, puesto que el arzobispo Conde Luna, ha decidido ejercer el derecho de pernada con la mujer de un noble, la esposa de Roi Moscoso, lo que ha provocado la ira de todo su clan, quienes a partir de ese momento harán todo lo que esté en su mano, y establecerán todo tipo de alianzas y pactos con aquellos que estén dispuestos a luchar por lograr que Conde Luna abandone la ciudad para no volver jamás : vivo o muerto. Los Moscoso pactarán incluso con nobles de los que antes eran enemigos acérrimos, ya que ahora su posición importa mucho más que las viejas rencillas….

Estevo mientras tanto trata de sobrevivir en las calles de la ciudad, llenas de ladrones, mendigos, pordioseros y demás, debido a la horrible situación a la que se enfrentan las clases más desfavorecidas. Sin embargo, el destino hará que la joven Mencía, hija de un próspero posadero de la ciudad, se apiade de él, tras encontrarlo gravemente herido por haber sido agredido, y decida llevárselo a la posada para cuidarlo hasta que se recupere. Cuando mejora, tiene la enorme suerte de poder empezar a trabajar en la posada, lo que va a cambiar realmente su vida, ya solo por la comida que va a poder llevarse a la boca cada día.

Sin embargo, si la vida de Estevo no se complicara, habría sido una historia demasiado sencilla y demasiado bonita para ser verdad… Todo se complicará gravemente, la ciudad estallará, y no sólo por las luchas entre los halcones, como se conoce a los nobles, sino que en las gentes comenzará a germinar el deseo de crear una hermandad, una “irmandade” formada por gentes de todas las clases sociales que luchan por un mundo más igualitario y mucho más justo, y sobre todo por lograr que los señores feudales pierdan los privilegios que causan tanto daño y tanto dolor a los más humildes y desfavorecidos.

El libro resulta interesante, especialmente para mí, que como gallega y coruñesa, me ha encantado sumergirme en esta historia que transcurre en la localidad de Santiago de Compostela, tan cercana y que tan bien conozco. Como apasionada de la novela histórica, siempre disfruto aprendiendo cosas nuevas sobre otras épocas y empapándome de los aires, ambientes, calles, colores y olores de otros tiempos.

En esta ocasión, tengo que reconocer que aunque la novela está muy bien documentada, esa documentación, en este caso en particular, a mí me ha resultado excesiva. Me explico : me encanta la novela histórica en la que hay una ficción histórica con un contexto histórico magníficamente documentado, pero agradezco que sea la parte de ficción sobre la que recae el principal peso de la novela…. Sin embargo, en la novela de hoy, la historia de Estevo, Mencía, Ramla, Arnau, Martiño….se ve menguada por la relevancia que alcanzan las conversaciones entre nobles e iglesia para organizar sus pactos, sus alianzas, y cómo lograr hacerse con el señoría de Santiago de Compostela…. Estos diálogos entre los nobles a mí me resultaron demasiado densos y también creo que no era necesario profundizar tanto en ellos, pues se habrían podido resumir y la historia se habría comprendido igualmente y habría resultado mucho más amena.

También creo que a la temática se le habría podido sacar mucho más jugo: es decir, las historias de amor que aparecen, podían haberse explotado mucho más; los celos, traiciones, venganzas… que observamos en los personajes de ficción también podrían haber dado mucho más juego…Uno se queda como que hay poca “chicha” fuera o más allá de las intrigas y ardides llevados a cabo por la nobleza, arzobispo y demás tiranos.

Como parte positiva, cabe destacar la excelente recreación y ambientación de la época, especialmente de las aldeas y de los barrios marginales de Santiago, ya que el lector puede hacerse una idea perfecta de las horribles e insalubres condiciones en las que tenían que vivir, y el hambre que pasaban…

Es muy interesante también observar cómo poco a poco, se va germinando en el interior de las gentes esa ilusión, ese deseo de cambiar las cosas, esas ganas de luchar contra las injusticias y abusos a los que eran sometidos, emociona ver cómo el pueblo se va uniendo con una misma ilusión y con una misma esperanza.


Así que si os apetece pasar unos días entre 1458 y 1460 en la convulsa Compostela, y profundizar en lo que se cocía en los corazones de aquellos “irmandiños”, Fran Zabaleta con una prosa ágil, directa y un estilo bastante entretenido, os dará una excelente lección de historia sobre la época.


8 comentarios:

  1. La tendré e cuenta si se cruza en mi camino. Aunque esas pegas que cuentas me echan un poco para atrás.
    Besos ;)

    ResponderEliminar
  2. Muy buena tu reseña, tendré en cuenta tu comentario, no conozco al autor. Gracias, Saludos

    ResponderEliminar
  3. Muy buena tu reseña, tendré en cuenta tu comentario, no conozco al autor. Gracias, Saludos

    ResponderEliminar
  4. Lo tengo en casa. Será el siguiente que pase por mis manos. No conocía al autor de antes pero parece muy interesante. Me ha gustado tu reseña pero tengo que decir que me da un poco de miedo eso de la documentación excesiva, jeje.

    Besos!

    ResponderEliminar
  5. También me gusta la novela histórica, y la ciudad de Santiago y el camino, pero si hay muchas cosas que se van de fuera de la historia, y las pegas que pones, me parece que no va a ser este un libro que caiga en mis manos.

    ResponderEliminar
  6. No me termina de convèncer...serà que siempre siguo tus reseñas y cuando hay uno que no me entra mejor dejarlo.

    ResponderEliminar
  7. Hola, somos entusiastas de la lectura y nos encantan tus recomendaciones, mi amiga es un tanto bibliófila y yo estoy en fase de transformarme en adicta a la lectura. Nos haría mucha ilusión una respuesta y gracias por este blog tan interesante y lleno de curiosidades, NECESITAMOS MÁS GENTE COMO TÚ.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...