miércoles, 7 de enero de 2015

LA CAMARERA DE BACH

                       “La camarera de Bach” de Antonio Gómez Rufo

Estamos en Leipzig, en un frío día de invierno de 1750; allí nos encontramos con Madlene Findelkind  que tiene sólo trece años cuando es enviada por su antiguo señor a servir como ayudante de cámara de Johan Sebastian Bach. Madlene, criada en un orfanato hasta los once años, poco o nada sabe de la vida, pero es una niña buena, ingenua a causa de su ignorancia, aunque poseedora de una gran curiosidad que le ayudará mucho en el futuro. Madlene conoce al músico cuando ya está muy mayor, ciego y con bastantes achaques por lo que no será mucho el tiempo que vaya a pasar a su lado; ella lo trata como al padre que nunca tuvo, y él como la persona en la que refugiarse en sus últimos días de vida y con la que poder calmar el dolor que le produce la soledad que siente en su corazón…

Tras la muerte del hoy en día famoso compositor, aunque para nada conocido por sus coetáneos, la pequeña Madlene se verá obligada a abandonar la casa de la familia Bach acusada injustamente de haber cometido un delito, por el que tendrá que pagar con una durísima estancia en prisión, una condena que aunque en un principio parecía que iba a acabar con su vida, hará que crezcan en ella unas ganas inmensas por salir adelante, una condena que la hará convertirse en adulta de la noche a la mañana, una estancia que le hará darse cuenta que sólo aprendiendo a leer y a escribir podrá cambiar el horrible destino que le espera, y ser capaz de leer y escribir, se convertirá para ella en el propósito más firme e importante de su vida.

Cuando Madlene logra salir de la cárcel, continuará con la apasionante aventura que será su vida, el destino la llevará a Viena, a París, a Madrid…y en todos esos lugares veremos cómo la niña que conocimos en la primeras páginas, consigue hacerse a sí misma, siendo fiel a sus principios, a su corazón, siempre con humildad, luchando por aprender a leer, a escribir, convirtiéndose en una voraz devoradora de todo tipo de libros que la convertirán en una de las personas más cultas de su tiempo; Madlene, a pesar de todo lo que aprende en sus lecturas, será un personaje que peca de inocente a lo largo de toda la novela, pues, por mucho que sabe, y por muchas buenas acciones que lleva a cabo con los demás, sobre todo con las mujeres más desfavorecidas,  no se da cuenta de la importancia que tienen los actos que está realizando.

Acompañaremos a Madlene durante 14 años de su vida, desde 1750 hasta 1764, y seremos testigos de sus proezas, de su gran evolución, de las casualidades que el destino puso en su camino favoreciéndola en muchas ocasiones, pero también veremos la mala suerte que tuvo en muchas otras, lo mucho que sufrió a lo largo de su vida, y cómo a pesar de las durísimas pruebas con la que la vida la desafía, ella poquito a poco fue logrando sobreponerse y salir adelante por ella misma; una vida como decía anteriormente de lo más interesante y emocionante, una pionera en la lucha por la igualdad sin ser consciente del significado que tenía la palabra, pero sintiéndola dentro de sí como un derecho que todos deberíamos tener por el simple hecho de ser personas y haber nacido, un sentimiento tan fuerte que le dará fuerzas en su lucha particular por conseguir esa igualdad, en las que Madlene tiene muy claro que la educación (leer y escribir) son las herramientas claves y fundamentales para lograr su objetivo.

Además de ser testigos de la apasionante vida y sorprendente evolución experimentada por nuestra protagonista, el autor se sirve de esta novela para ofrecer al lector un cuidadoso retrato social e histórico de la época en la que tiene lugar la novela (mediados del siglo XVIII). Cada pocos capítulos, el autor narra con precisión y detalle los acontecimientos históricos que asolaban a la Europa de la época, por lo que uno puede entender perfectamente los conflictos que había en el  continente en aquellos días y que darían paso un par de décadas después a la Revolución Francesa, que consiguió acabar con el antiguo régimen y el sistema de clases habido hasta el momento. El lector podrá observar de cerca también el nacimiento de la Ilustración y la Enciclopedia, no sólo con datos proporcionados por el escritor, sino que los propios pensadores que la llevaron a cabo intervendrán en el libro para interactuar con la ya no tan pequeña Madlene.

La sociedad de aquellos días es también descrita con meticulosidad y mucho acierto; el lector se traslada a la época con facilidad desde el primer capítulo y eso es mérito de la maestría con la que el autor dibuja con palabras a las gentes de aquellos tiempos: las diferencias entre clases, el machismo imperante en la época, las injusticias sociales, el más que lamentable estado de las prisiones, de los más desfavorecidos, de las mujeres, que fueran ricas o pobres no eran valoradas en absoluto y sólo se pensaba en ellas como madres, amantes, monjas o prostitutas…

En cuanto a la narrativa de Antonio Gómez Rufo, tengo que decir que me ha gustado la manera en la que nos cuenta la historia; con prosa cuidada y un estilo elegante sin ornamentación innecesaria, nos narra los hechos con ritmo pausado, que no aburrido, dejando constancia a lo largo de todo el libro del exhaustivo trabajo de documentación que se ha llevado a cabo para escribir la novela. A mí, ha habido episodios de la vida de Madlene que me han parecido más interesantes que otros y que he disfrutado más, algunos acontecimientos me han resultado lentos de más o innecesarios en la trama, pero no tanto como para llegar a aburrirme en ningún momento.

En relación  a Madlene y a pesar de todo lo que consigue en la vida no ha sido un personaje que lograra conquistarme completamente…Admiro su evolución y lo que logra en la vida, pero no es un personaje realmente fuerte, ya que su candidez e ingenuidad en muchas ocasiones conseguían sacarme un poquito de quicio, aún sabiendo que eran debido a su ignorancia y a la vida que le tocó vivir.


Para terminar, sólo me queda deciros que los aficionados a la novela histórica, disfrutaréis mucho con este cuidado retrato de mediados del siglo XVIII que el autor crea teniendo, como eje central al sencillo personaje de una pobre huérfana que comienza como sirvienta y evoluciona hasta convertirse en una de las mujeres más cultas de su tiempo, que sin ser plenamente consciente de su gran hazaña , comenzará una pequeña revolución por conseguir la igualdad en la educación para hombres y mujeres, para ricos y pobres.


6 comentarios:

  1. La verdad es que no soy muy aficionada a la novela histórica... solo he leído un par, pero no sé, el tema me interesa bastante! Puede que le dé una oportunidad ^^
    Un abrazo y pásate cuando quieras :3

    ResponderEliminar
  2. Tiene buena pinta, me lo apunto.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Éste ya lo tenía fichadito y me dejas con más ganas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Hola guapa!
    Es un libro que tengo muchas ganas de leer. Besotes

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! Te nomine a un premio en mi blog http://viajandomuylejos.blogspot.com.ar/2015/01/mas-premios.html
    Te espero, besos <3

    ResponderEliminar
  6. Yo la disfruté mucho¡¡¡ Un abrazo¡

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...