martes, 12 de noviembre de 2013

LA BIBLIOTECARIA DE AUSCHWITZ

                    “La bibliotecaria de Auschwitz” de Antonio G. Iturbe

Soy una gran aficionada a las historias que transcurren durante la II Guerra Mundial, y en especial, a aquellas protagonizadas por personajes, quienes ya fuera por su religión, por sus ideas políticas, por su condición sexual… vieron cómo de la noche a la mañana sus vidas se truncaban por completo, perdían todo lo que hasta aquel momento habían tenido, y terminaban sus días en duros campos de concentración, donde perdían toda la inocencia, toda la ingenuidad que podía quedarles, y se veían obligados a cualquier cosa, por conseguir un pequeño mendrugo de pan que llevarse a la boca o para dárselo a aquellos que más querían, o simplemente por lograr despertarse con vida al siguiente amanecer.

No es que sea masoca ni que disfrute leyendo sobre desgracias, pero sí que creo que a través de estas historias tan personales, tan duras, tan llenas de sufrimiento, al acercarnos a todos estos héroes y heroínas anónimos durante unos días a través de las páginas de una novela, conseguimos rendirles, en cierta manera, nuestro pequeño homenaje personal, pues durante ese pequeño período de tiempo, mientras los acompañamos en su dura lucha por sobrevivir día tras día, no dejamos de admirarles ni un solo instante; su triste historia se queda para siempre grabada en nuestras memorias, y contribuimos a que los terribles acontecimientos llevados a cabo por la ideología fascista, no sean jamás olvidados, y lo que es más importante, los recordemos por y para siempre, para evitar que algo tan terrorífico, pueda volver a suceder en el mundo.

Esta novela está basada en una historia real, la historia de Dita Adlerova, una joven checa que con 14 años llega a Auschwitz, tras llevar desde los 9 siendo víctima del asedio sufrido por los judíos en su Praga natal. Tras deambular de barrio en barrio, de gueto en gueto, finalmente ella y su familia son enviados al peor de todos los campos de concentración, y es entonces, cuando la verdadera lucha por la supervivencia comienza: sólo los más fuertes de cuerpo pero sobre todo de espíritu, podrán disfrutar de un nuevo día.

Dita tiene la suerte de que una amiga de su madre tiene un “contacto” para que pueda entrar en el bloque 31 como asistente, sin embargo será finalmente el azar y sus conocimientos de alemán y checo, lo que le ayuden a entrar allí. El bloque 31 es un pequeñísimo oasis de tranquilidad dentro del terrible campo de concentración, ya que en él, a Fredy Hirsch, un preso diferente a los demás por su pasado y todo lo que ello conlleva, se le ha permitido crear algo impensable dentro de las normas del campo: ha conseguido convencer a los alemanes de que le dejen tener un barracón exclusivamente con niños, con el fin de tenerlos controlados, y que no estorben ni a los SS ni interrumpan el trabajo de los mayores. Será como un lugar de entretenimiento para los pequeños, en el que prepararán obras de teatro para el disfrute de los soldados, una pequeña escuela cuya principal prohibición está más que clara: no pueden tener libros, los presos no deben leer libros bajo ningún concepto; la posesión de cualquier ejemplar, será castigada con la muerte.

Dita, una jovencita muy inteligente y valiente, que supera la edad para ser una de las niñas del barracón, tendrá que entrar a formar parte del mismo desempeñando un peligroso papel que muchos adultos no se atreverían jamás a realizar: se convertirá en la bibliotecaria del bloque 31; su biblioteca, será la más pequeña de la historia, pues sólo estará formada por 8 ejemplares, pero seguramente será también una de las más valoradas de la historia, pues arriesgar su vida, para que otros puedan evadirse de la dura realidad, puedan disfrutar durante unos instantes de los sueños y esperanzas de volver a tener algún día una vida mejor, eso hace que esta pequeña biblioteca valga más que todo su peso en oro.

Es así como poco a poco vamos conociendo no sólo a Dita, sino también la historia personal de los demás asistentes y profesores del barracón 31, en especial, la historia de Fredy Hirsch, un hombre con una personalidad tan atrayente, que encandila a Dita desde el primer instante que lo conoce. También nos adentraremos en las relaciones que Dita estrecha fuera del pabellón- escuela, tanto con sus padres, como con las amigas que hace en el campo, y cuya compañía hace que su sufrimiento sea un poquito más llevadero. También se nos detallará la vida y las circunstancias de algunos de los SS que han llegado al campo, algunos convencidos de lo que iban a hacer, algunos escandalizados al descubrir lo que iban a tener que hacer; conoceremos a la Resistencia y entenderemos un poquito mejor su forma de trabajo; y como no mencionar al doctor Muerte (Josef Mengele), que pasará a menudo por el bloque 31 en busca de nuevas víctimas para sus terribles experimentos, algunos de los cuales son explicados con mucho detalle en la novela.

La novela es un fiel retrato de lo que acontecía día a día en un campo de concentración; es por lo tanto una historia durísima, que pone los pelos de punta, que escandaliza igualmente por mucho que se haya leído sobre el tema y que nos hace revivir una parte horrible de la historia de la humanidad, que nunca debería ser olvidada.

No ha sido, no obstante, una de mis favoritas sobre el holocausto. El problema que me he encontrado es que la narrativa del autor, me ha resultado un poco aburrida, un poco repetitiva, y ha hecho que el libro por momentos me resultara un poquito lento. Tampoco ha logrado, en mi humilde opinión, conseguir emocionar a través de las palabras empleadas ni con su estilo, toda la carga emotiva, residía en la propia dureza de la historia, pero no en la forma en que está transmitida. Creo que el final es la parte donde el autor ha puesto más de su propia alma, incluso en el epílogo ha logrado conmoverme muchísimo más que en ciertas partes del libro.

Considero igualmente que “La bibliotecaria de Auschwitz” es una historia que debe leerse, que debe conocerse. En mi opinión, la difícil y arriesgada labor llevada a cabo por la pequeña Dita en el infierno de Auschwitz no debe de caer en el olvido, tenemos que rendir homenaje a todos aquellos que tanto sufrieron, que tanto perdieron, y especialmente, a aquellos que estuvieron dispuestos a perder su propia vida, por lograr que otros pudieran vivir un poquito mejor dentro del horror en el que estaban viviendo, en este caso, siendo la custodia de la biblioteca más pequeña de todos los tiempos, y llevando a los pequeños, a través de las historias encerradas en sus páginas, a mundos mucho más felices y mejores, llevando la esperanza a sus corazones a través de la magia de los libros.


Cierro una vez más una reseña citando un párrafo del libro que me ha emocionado “ No importa cuántos colegios cierren los nazis, les contestaba. Cada vez que alguien se detenga en una esquina a contar algo y unos niños se sienten a su alrededor a escuchar, allí se habrá fundado una escuela”


13 comentarios:

  1. A mi también me ha gustado. Creo que es bueno conocer esas otras partes de la Historia reciente protagonizados por héroes y heroínas anónimos. Leer este tipo de novelas es conocer, aunque sea en parte, esas historias reales.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Este periodo también está entre mis favoritos y esta novela la tengo apuntada para leer desde hace tiempo, me llama mucho la atención y en general todas las opiniones que he visto son positivas y la recomiendan
    besos

    ResponderEliminar
  3. Pues yo la dejé a medias, la historia en sí estaba "interesante" pero no me gustaba como se narraba.

    ResponderEliminar
  4. Creo que me has conquistado! No me apetece ahora mismo este tipo de lectura, pero sí me lo apunto porque me gustará! Seguro! :D
    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. La tengo en casa pero aún no le ha llegado el turno, y de momento tengo otras pendientes que me atraen más. Un beso

    ResponderEliminar
  6. Este libro lo leímos hace unos meses en nuestro club de lectura y creo que todos coincidimos en decir que es un gran libro, es una historia dura, más sabiendo que está basada en la vida de la escritora, pero creo que es un tema que todos tendríamos que conocer un poquito más, para que nunca, nunca más vuelva a suceder.
    Como a tí, a mí me encantó.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Me encantó, de hecho lo estoy releyendo =)
    Es una temática que me gusta mucho, aunque lo paso fatal leyendo sobre ella...

    Besotes

    ResponderEliminar
  8. Lo tengo pendiente desde hace bastante, aunque tengo muchas ganas de ponerme con él. A ver si en Navidades me decido. Un beso =)

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola!

    Hace poco pedí este libro así que espero que me llegue pronto porque desde que leí su sinopsis me cautivó >.< me encantan este tipo de género y sí, tienes razón al decir que leyendo este tipo de libros les rendimos un pequeño homenaje personal.

    A una se le ponen los pelos como escarpias al leer estos libros tan reales. Me alegra que te haya gustado y me ha encantado la frase que has puesto al final :)

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  10. La tengo en mis pendientes de este año. A ver si soy capaz de leerla. Visité este campo de concentración y salí tan sobrecogida que no he vuelto a leer nada sobre él.

    Bs.

    ResponderEliminar
  11. Me había llamado mucho la atención este libro, desde que leí tu reseña. Sin embargo, no pude conseguir el libro hasta junio, como regalo de cumpleaños. Así que ahora quiero agradecerte mucho esta recomendación, pues el libro me ha encantado. Me he emocionado con la protagonista, y ha sido muy especial seguir la vida en el bloque 31, que mantenía esos valores que aún nos hacen humanos en los niños, a pesar de todo el peligro que eso conlleva. Y emociona aún más saber que la historia está basada en una Dita real.
    En fin, he disfrutado mucho de esta lectura. Gracias por la recomendación ;)

    ResponderEliminar
  12. Hola, a mi también me encantan los libros basados en la segunda guerra mundial y los transcurridos en esa época. Me lo apunto para leer.
    Gracias por tus comentarios un besote.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...